El trabajo de la motricidad fina que deben desarrollar la niña y el niño mediante estrategias didácticas es muy importante, ya que nos ayuda a estimular la coordinación óculo-manual.

La motricidad fina comprende todas aquellas actividades que requieren de una precisión y un elevado nivel de coordinación  en tareas donde se utilizan de manera simultánea el ojo, mano, dedos; el cual nos permite realizar las siguientes actividades, como: rasgar, cortar, pintar, colorear, enhebrar, escribir, etc.

SPONSOR EXCLUSIVO

Visita La web Actividades Infantil para conocer las estrategias más utilizadas para desarrollar este aspecto tan importante del desarrollo infantil.

Imagen: Flickr

 

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.