El presente estudio recoge el proceso de evaluación y tratamiento de una niña de siete años que presenta mutismo selectivo. El tratamiento se centró en la aplicación de técnicas conductuales y en la utilización del juego en cada una de las sesiones.

En total fueron necesarias 20 sesiones en las que se combinó psicoeducación, entrenamiento a padres, exposición a situaciones sociales y exposición a situaciones en las que debía producirse el habla. Con el fin de realizar una exposición progresiva para la producción del habla, se diferenciaron tres fases o niveles de exigencia: 1) responder mediante monosílabos, 2) responder con oraciones, e 3) iniciar conversaciones.

Artículo relacionado:
Práctica programada para la agorafobia: Manual para pacientes (PDF)

Los resultados de la intervención mostraron que la producción del habla con compañeros, conocidos y desconocidos aumentó progresivamente. En el seguimiento del funcionamiento de la niña en su centro escolar se observó que se relacionaba verbalmente con todos sus compañeros.

Descarga la guía completa en formato PDF.

Autores: Miriam Rodríguez-Menchón y Juan J. Saval-Manera – Centro Terapéutico Espiral de Benidorm, España

Fuente: Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.