Se sabe que nuestro sistema inmune tiene mayores dificultades a la hora de enfrentar los virus del resfriado cuando nos sentimos estresados. Y también se sabe que las aquéllos que cuentan con mayor apoyo social están más protegidos contra los efectos nocivos del estrés la depresión y la ansiedad.

Para evaluar si el apoyo social puede mejorar nuestras defensas contra las infecciones, el equipo de investigadores del Centro Carnegie Mellon diseñó una investigación que contó con la participación de 404 adultos sanos y que se dividió en dos fases. La primera consistió en evaluar el apoyo social que recibían los sujetos, cantidad de abrazos recibidos, frecuencia de conflictos interpersonales. En la segunda fase se expuso a los participantes a un virus común de resfriado y luego fueron puestos en cuarentena para así evaluar el nivel de infección y gravedad del resfriado.

Hecho todo esto se analizaron los datos y se encontró que el riesgo de infección se redujo en las personas que recibieron más apoyo social. Según los análisis, los abrazos fueron responsables de 1/3 del efecto protector del apoyo social. También se halló que los síntomas del resfriado fueron más leves entre los participantes que habían recibido más apoyo social y abrazos.

Artículo recomendado:  Las mejores lecturas de la semana, Mayo 12

¨Estos resultados sugieren que ser abrazado por una persona de confianza puede actuar como un medio eficaz para transmitir el apoyo y el aumento de la frecuencia de los abrazos podría ser un medio eficaz para reducir los efectos nocivos del estrés.¨ Dijo el director de la investigación, Sheldon Cohen.

Así que ya sabes, aprovecha que estamos en época de fiestas, para abrazar y ser abrazados por todos tus seres queridos. Tal vez te prevengan del resfriado.

La investigación fue publicada en la revista Psychological Science y puedes acceder al abstract aquí.

Fuente: Science Daily
Imagen: Ted Eytan (Flickr)