Pexels

Tu pareja y vos tienen un pequeño viaje planificado hace meses, pero todo parece indicar que vas a tener que posponerlo o cancelarlo porque tenés muchos trabajos que terminar antes de poder pensar en ese plan. Tu pareja te pone en conocimiento de su descontento por esta situación… porque una vez más rompés un compromiso, y el motivo es el mismo de siempre: tu trabajo.

Cuando los problemas de la familia y la vida entran en conflicto con las situaciones laborales puede generarse ‘estrés’, lo que significa que las demandas laborales son vistas como obstáculos para el crecimiento personal o las metas, explicó Eissa, investigador de la Universidad de Wisconsin que dirigió un estudio que determinó que los conflictos entre el hogar y el entorno laboral causan estrés a los empleados, quienes, a su vez, se involucran en palabras y comportamientos destinados a dañar la reputación de sus compañeros de trabajo. «El estrés por impedimentos a menudo agota la capacidad de los empleados para ejercer el autocontrol y arremeten con un comportamiento agresivo y socavador hacia sus compañeros», señaló Eissa.

Según sus hallazgos, es posible mitigar este tipo de comportamientos en los empleados y a la vez aliviar el estrés laboral si los gerentes ejercen un “liderazgo ético”, al cual han caracterizado como aquel en el que se utiliza comunicación bidireccional, refuerzo positivo y apoyo emocional hacia los empleados, incentivándolos a hablar sobre sus preocupaciones y emociones relacionadas con el trabajo. «Los líderes éticos quieren ayudar a los empleados a responder de manera positiva ante situaciones negativas e intentan ofrecer recursos para ayudar a los empleados que podrían encontrarse en una situación difícil», explicó Eissa.

Artículo relacionado:  Steven Pinker sobre la moral

Para este estudio se encuestaron a 156 empleados que trabajaron por lo menos 20 horas a la semana (empleados focales) y uno de sus compañeros de trabajo para determinar cómo el conflicto entre el trabajo y la familia influyó en el estrés por impedimento. Pidieron a los empleados focales que midieran el estrés del conflicto laboral/familiar, el estrés por impedimento y las cualidades de liderazgo ético de su equipo de administración. Luego les preguntaron a los compañeros de trabajo una serie de preguntas diseñadas para medir las actividades quebrantadoras sociales.

«Una vez que se combinaron los datos, los resultados mostraron que el estrés por impedimento, un tipo específico de estrés, fue un factor clave que se vinculó el conflicto entre el trabajo y la familia con el socavamiento social», informó Eissa. «También encontramos menos socavamiento social entre los empleados en presencia de un liderazgo ético».

«Nuestras conclusiones pueden tener implicaciones para las políticas organizacionales, los programas y las iniciativas de capacitación que tienen como objetivo reducir el conflicto entre el trabajo y la familia y el estrés por impedimento. Esto, por supuesto, conduce a menos socavamiento social y un lugar de trabajo más positivo y productivo», dijo Eissa.

Los resultados de este estudio resaltan la importancia de tener líderes éticos, pero se necesita el compromiso de los mandos superiores para que esto siga un cauce beneficioso tanto para empleados como empleadores.

Referencia del estudio: Gabi Eissa, Rebecca Wyland. Work-Family Conflict and Hindrance Stress as Antecedents of Social Undermining: Does Ethical Leadership Matter? Applied Psychology, 2018; 67 (4): 645 DOI: 10.1111/apps.12149

Fuente: Science Daily

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.