No hace mucho tiempo salieron artículos en varios medios que hablaban de la famosa actriz Jennifer Lawrence y su indignación al enterarse de que a sus compañeros hombres se les había pagado más que a ella. Al hablar sobre el tema, ella dice que no quiso seguir negociando por unos cuantos millones de dólares que ella no necesitaba, y que además no quería parecer una persona «difícil» o «malcriada», ella dice que su deseo de ser querida la llevó a dejar las cosas como estaban. Sin embargo, cuando vio cuánto les pagaban a los hombres que trabajaron en la misma película, se dio cuenta que ellos no se preocupaban por parecer difíciles o malcriados.

Obviamente esta noticia trajo a colación debates sobre las diferencias que se hacen entre hombres y mujeres en el lugar de trabajo y por qué se dan estas situaciones. Las opiniones son diversas y a veces nos gusta echarles toda la culpa a los hombres, pero me pareció interesante la opinión de Reshma Saujani, quien piensa que el problema está en que a los niños se les enseña a tomar riesgos y se los recompensa por ello, por otro lado, a las niñas se les enseña a ser perfectas y no cometer errores. Te invito a ver esta genial conferencia y a dejarnos tu opinión en los comentarios.

Fuentes: TED; Forbes