Albert Sanchis escribe para El País:

El pleno de las Cortes Valencianas ha aprobado este miércoles la ley de igualdad de las personas LGTBI que prohíbe las terapias para corregir la orientación o identidad de género. La Comunidad Valenciana establecerá multas de 60.000 a 120.000 euros para estas infracciones y prestará asesoramiento jurídico, asistencia sanitaria y medidas sociales a las víctimas de odio del colectivo LGTBI, cuyos derechos serán reconocidos en el estatuto de la víctima. La nueva ley incluye una cláusula general antidiscriminación que señala que las Administraciones podrán actuar de oficio, sin necesidad de denuncia o queja, contra estas terapias.

La norma también incluirá formación inclusiva a todo el personal sanitario:

SPONSOR EXCLUSIVO

En el ámbito de la salud, la norma dicta que se ofrecerá formación al personal sanitario para garantizar una atención respetuosa a todas las personas, servicios específicos para atender las necesidades particulares de las personas LGTBI o la garantía de acceso a las técnicas de reproducción asistida. En materia de educación, se apostará por un sistema “libre de toda presión, agresión o discriminación por motivos de orientación sexual” e incorporará el tratamiento de la diversidad en los planes de estudio a través de guías de educación sexual. La ley ahonda también en la garantía de que no exista discriminación hacia este colectivo en la valoración de idoneidad en los procesos de adopción.

El portavoz de Compromís Fran Ferri, antiguo representante de la Federación Estatal de LGTB, ha mostrado su satisfacción y ha indicado a este diario que “el presupuesto para la ley ya está incluido en las partidas previstas en los presupuestos de las diferentes consejerías”. El diputado de Ciudadanos Emilio Argüeso ha celebrado la aprobación y ha recalcado la necesidad de “enterrar de una vez por todas cualquier forma de discriminación y de los tratamientos aberrantes”, que ha calificado de “verdaderas torturas” a las personas LGTBI.

Hace unos días publicamos los resultados de una investigación que demuestra los devastadores efectos que tienen las terapias de conversión, y que además no hay ningún tipo de evidencia que demuestre que este nefasto procedimiento funcione. La aplicación de la norma valenciana está acorde con las políticas aplicadas en otros países, por ejemplo Inglaterra, donde también se encuentra totalmente prohibida.

Artículo relacionado:
La función evolutiva de la depresión

Lee el artículo completo en El País.

4 COMENTARIOS

  1. Creo que no entiendes que es la terapia de conversión. la terapia de conversión refiere al intento de cambiar la orientación sexual de las personas LGBT para que sean “heterosexuales”. La noticia es una defensa en favor de los derechos humanos e intenta ponerle un freno a la homofobia. Es todo lo contrario a lo que comentas.

  2. Opino que es una sabia determinación, siempre y cuando la propia implementación y aplicación de este decreto no implique un código de distinción humanístico a un tema que no debería existir como distinción “per se”. Claro que al existir la discriminación es necesario y se hace obligatorio el argumento de distinción, pero en el ejercicio de la autoridad jurídica, ese argumento de distinción podría provocar, a la larga, que las diferencias, que ya son anodinas, se pronuncien más, al punto de lo irreversible. Por eso creo que es una decisión sabia, por parte del poder legislativo, pero siempre viendo el fenómeno como un crimen de humanidad, no un crimen por distinción. Al aplicar el ejercicio de la distinción, inevitablemente estamos segregando, discriminando. Aplaudo con algunas reservas.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.