Hoy hablaremos de la estimulación electrica del nervio vago, una alternativa que podría ser efectiva para aliviar los síntomas severos de la depresión cuando los tratamientos tradicionales (psicoterapia y psicofármacos) no funcionan.

Investigadores de la Universidad de Washington están desarrollando una forma de implantar un estimulador eléctrico que disminuye la depresión. Su estudio fue publicado en la revista Brain Stimulation y revela que la estimulación del nervio vago provoca cambios en el metabolismo del cerebro, los cuales pueden ayudar a reducir los síntomas depresivos severos.

El director de la investigación y profesor adjunto de psiquiatría, Dr. Charles R. Conway dijo:

“Estudios realizados previamente con grandes números de personas han demostrado que las personas con depresión resistentes al tratamiento han mejorado por medio de la estimulación del nervio vago. Pero poco se sabe sobre cómo funciona esta estimulación para aliviar la depresión. Nosotros estamos enfocados en regiones específicas del cerebro que se sabe están conectadas con la depresión.”

El estudio involucró a 13 personas que demostraron ser resistentes al tratamiento de la depresión. Sus síntomas no mejoraron luego de varios meses de tratamiento con 5 diferentes antidepresivos. Muchos de ellos estuvieron deprimidos por al menos dos años, pero algunos estuvieron clínicamente deprimidos por más de 20 años.


Depresion: Estimulacion electrica del nervio vago por raulespert

Se sometió a todos los pacientes a una cirugía para insertarles un dispositivo que podía estimular el nervio vago izquierdo. Una vez activado, el dispositivo administra un estímulo eléctrico cada 5 minutos que tiene una duración de 30 segundos.

Los investigadores utilizaron el TEP (Tomografía por Emisión de Positrones) para obtener imágenes cerebrales de todos sus pacientes antes de la primera estimulación y volvieron a realizarla luego de 3 y 12 meses.

Al pasar el tiempo, 9 de los 13 participantes habían experimentado mejoras en la depresión con el tratamiento.

Sin embargo, en la mayoría de los casos tomó varios meses para que la mejoría se hiciera evidente. En aquellos que reportaron una mejoría, las imágenes mostraron cambios significativos en el metabolismo del cerebro luego de 3 meses de estimulación. Esto generalmente precedió a mejoras en los síntomas depresivos durante varios meses.

Conway explicó:

“Nosotros vimos un gran número de cambios en el metabolismo del cerebro que ocurren mucho antes de cualquier mejoría en el estado de ánimo. Es casi como si primero hubiera un proceso de adaptación y luego el cerebro empieza a funcionar de manera diferente. Esto da como resultado una mejoría en el estado de ánimo de los pacientes.”

Los investigadores sostienen que muchos de los pacientes que respondieron al dispositivo podrán eventualmente dejar la medicación.

Conway agrega que:

“A veces el antidepresivo trabaja  en conjunto con el estimulador, pero nos parece que cuando la gente mejora, es porque el estimulador del nervio vago esta haciendo el trabajo pesado. Además, las imágenes por TEP mostraron que las estructuras profundas en el cerebro también empiezan a cambiar luego de varios meses del inicio de la estimulación y muchas de esas estructuras tienen altas concentraciones de células que liberan dopamina. Y existe una creciente evidencia de que los problemas con las conexiones de dopamina pueden ser especialmente importantes en el tratamiento de la depresión resistente.”

Este novedoso hallazgo sobre la influencia del nervio vago sobre las conexiones de dopamina puede ser una explicación de porqué la psicoterapia y el tratamiento psicofarmacológico a veces no pueden ayudar.

Fuente: Psychcentral

Comparte tu opinión