novelrobinson / Pixabay

Las alucinaciones son mucha más comunes de lo que nos gustaría pensar. Por ejemplo, un estudio sugirió que 1 de cada 20 personas ha experimentado, al menos una vez, alucinaciones en su vida que no estaban vinculados con drogas, alcohol o el sueño. Los 5 tipos más comunes de alucinaciones son:

Alucinaciones visuales

Las alucinaciones visuales se refieren a ver algo que no está realmente allí. Aunque suena terrorífico, de acuerdo a la Academia Americana de Oftalmología, suelen ser resultado del uso de algunas medicinas. Las alucinaciones visuales también pueden ocurrir como resultado de migrañas, demencia o adicción al alcohol.

Alucinaciones auditivas

Las alucinaciones auditivas suceden cuando el individuo escucha algo que no existe y es el tipo más común en la esquizofrenia. Aunque también suele ser muy común en personas que están apasando por un duelo, quienes suelen oír la voz del ser amado.

Alucinaciones táctiles

Las alucinaciones táctiles suceden cuando se siente algo en la piel o el cuerpo que no está allí y suelen surgir como resultado del alcoholismo o abuso de drogas (cocaína o anfetaminas). Las alucinaciones táctiles más comunes son la sensación de que hay bichos o serpientes andando por tu cuerpo.

Alucinaciones propioceptivas

Las alucinaciones propioceptivas (o alucinaciones de postura) se refieren a cuando los individuos tienen experiencias como flotar, volar o sentirse fuera de su cuerpo. Adicionalmente, este tipo de alucinaciones también pueden describir la sensación de que usted o una parte suya está en una localización diferente a la  de su cuerpo físico o puede que sienta el síndrome del miembro fantasma.

Alucinaciones olfativas

Este tipo de alucinaciones involucra oler algo que no existe, aunque es uno de los tipos más raros de alucinación. Los olores experimentados suelen ser desagradables (vómito o heces, por ejemplo). Pueden ocurrir como resultado de un daño en el sistema olfativo en el cerebro o por epilepsia.

Fuente: Medical Daily