StartupStockPhotos / Pixabay

Muchas personas le echan la culpa a los medios electrónicos de la mala ortografía y gramática que nos encontramos en distintos medios de comunicación escrita (¡cómo si fuera que todos escribían perfectamente antes de la llegada del Iphone!), e incluso algunos han iniciado una cruzada contra todo aquel que comete un error ortografía en cualquier email, conversación de Whatsapp o hasta en la más mundana de las publicaciones de Facebook.

Sponsor exclusivo

Todos sabemos que la buena redacción, tipografía y gramática son muy importantes para la buena comunicación, pero corregir a diestra y siniestra no es el método más adecuado para mejorar la redacción de la gente. Una investigación de la revista académica PLOS One examinó por qué algunas personas reaccionan tan negativamente ante los errores de redacción y sus resultados ofrecen nuevos conocimientos sobre los rasgos de personalidad de aquellas personas.

En el estudio reclutaron a 83 participantes universitarios que fueron divididos en tres grupos: un grupo leyó un email con un aviso de un estudiante universitario solicitando un compañero de habitación sin errores de redacción; el segundo grupo leyó el mismo email pero con errores de tipografía; y el último grupo lo leyó con errores gramaticales. Luego se les pidió que evaluaran en una escala de 10 ítems las habilidades académicas y sociales del autor del email. Por último se les aplicó a todos los estudiantes el test de los Cinco Grandes Rasgos de Personalidad.

Al terminar con las evaluaciones se encontró que aquellas personas con los rasgos de personalidad clasificados por los autores como más “agradables” evaluaban con menos severidad al supuesto autor del email que leyeron en comparación a los participantes con los rasgos clasificados como “menos agradables”, los cuales fueron más sensitivos ante los errores encontrados.

También se encontró que los rasgos de personalidad como: introversión y extroversión se relacionaban de cierto grado en la manera en que las personas percibían los errores de gramática. Las personas introvertidas eran más más severas y sus evaluaciones eran más negativas que las extrovertidas cuando tenían que juzgar los errores de escritura de los emails.

Por otro lado, las personas menos agradables eran más sensibles a los errores gramaticales y las personas menos abiertas a la experiencia fueron más sensibles a los errores de tipografía.

¿En qué se diferencian los errores de gramática y tipografía? Los errores de gramática rompen reglas sintácticas que producen frases gramaticalmente incorrectas, mientras que los errores tipográficos rompen las reglas léxicas creando así palabras inexistentes.

Como es costumbre en este tipo de investigación, se tomó en cuenta otras variables cómo: la edad, educación y la frecuencia del uso de comunicación electrónica, pero ninguna de ellas demostró un efecto importante sobre los resultados.

Fuente: Universidad de Michigan

Nota del editor: se añadió la aclaración a las características de “agradables”: Los investigadores agruparon y clasificaron los rasgos de personalidad y los clasificaron en menos o más agradables.