Con más de 8 millones de visitas en Youtube, es probable que ya hayas visto el video filmado por uno de los estudiantes que estuvo involucrado en el incidente en  Nueva York y que muestra a Karen Klein, una abuela de 68 años que se desempeñaba como monitora de transporte escolar y que sufrió de bullying por un grupo pequeño de estudiantes de secundaria.

El video exhibe  a Karen llorando, mientras los chicos la agreden con insultos, y  según ella lo que más le dolió fue cuando los chicos le dijeron que era tan fea que “sus hijos se deberían suicidar”. Lamentablemente uno de los hijos de Karen se suicidó, 10 años atrás.

SPONSOR EXCLUSIVO

Mientras todo el sistema  de educación distrital de Nueva York  dice que habrá una acción disciplinaria para los chicos, las preguntas que aún se mantienen son: ¿Por qué y cómo ocurrió este terrible acto?

Las respuestas son un poco más profundas de lo que parecen. El bullying es un problema que ha ido en aumento afectando a niños y adolescentes a través de los años. El Internet y el falso sentido de anonimidad ha amplificado esta tendencia en la ultima década, acompañado con la ingenuidad e inexperiencia de los jóvenes que creen que no habrán consecuencias.

Uno de los principales problemas (y que sostenemos constantemente)  es que las escuelas no tienen programas proactivos  anti-bullying, lo que nos posiciona en desventaja cuando este tipo de incidentes ocurren.

Por eso,  John Grohol, Dr en Psicología,  realiza un análisis del incidente:

  • El adulto responsable era vulnerable: Los jóvenes bullys tienen un “sexto sentido” cuando se trata de vulnerabilidad, sin importar la edad de la persona. Podríamos decir que el chico que ataca a Karen es un profesional identificando su debilidad.
  • Era un adulto mayor: En los días que vivimos algunos niños y adolescentes indisciplinados, no tienen prácticamente ningún respeto por los mayores, puede ser porque nunca pensaron en el respeto por los mayores o creen que las personas ancianas no tienen nada interesante para ofrecerles. Pero cuando un chico no tiene el más mínimo respeto porque son ancianos,  tal vez pueda pensar que no hay nada de malo con insultar a cualquiera que sea diferente o mayor que ellos.
  • El adulto no representaba una autoridad real para disciplinar a los chicos: Es una situación muy difícil poner a un adulto como responsable, cuando este no tienen ningún poder para desempeñar esta función. Algunos adolescentes, son muy conscientes de cuándo un adulto no tiene real autoridad sobre ellos y son capaces de tomar ventaja cuando la situación se les presenta.
  • El contexto proveyó la oportunidad: en situaciones normales, un grupo de adolescentes no sueña con hacerle bullying durante 10 minutos a un adulto. Pero poner a chicos  en un autobús  sin restricciones  y con muy poca supervisión hasta su destino, es una fórmula segura para el desastre. Esto no es algo nuevo, los administrativos de educación están muy consciente de ello.
    Otro factor importante es que  los padres están proporcionando  menos disciplina en casa y esperan que la escuela se encargue de todo y con menos recursos. Los padres de hoy son más propensos a apoyar a sus hijos cuando se enfrentan con disputas con los administradores de las escuelas, en vez de apoyar a la escuela y disciplinar a sus hijos. Esto deja un mensaje simple y claro para algunos chicos: “Puedo salirme con la mía y mis padres me apoyan”.
  • El ambiente refuerza la “mentalidad en masa” Según Tamara Avant, directora del programa de psicología de la Universidad del sur de Savanna:
    “Cuando una persona forma parte de un grupo, a menudo experimenta  una desindividuación o pierden la conciencia propia. Cuando esto sucede, somos más propensos  a  perder nuestras inhibiciones y a perder nuestra individualidad”. “Los grupos pueden generar excitación emocional, que puede llevar a conductas que una persona no se atrevería a llevar a cabo estando sola”. Muchas personas creen que no pueden ser  responsabilizados, porque perciben la acción violenta como grupo, esto produce la clásica respuesta “todo el mundo lo estaba haciendo”. Además, el anonimato físico también puede llevar a las personas a experimentar menos inhibiciones sociales. Cuando las personas sienten que su conducta no puede ser rastreada, son más propensos a romper las normas sociales y participar en la violencia. Algunos adolescentes tienden a tomar malas decisiones basadas en su pobre juicio, desde su falta de experiencia  para saber cuándo sus conductas pueden ser rastreadas hasta ellos. En el caso de este grupo de adolescentes, quién tomó el video y lo posteo en sus páginas de facebook, obviamente pensó que nunca saldría de su grupo de amigos.
  • El conductor del bus no apoyó a Karen: Aun no se sabe con claridad, porque el otro adulto responsable del transporte, no ayudó y reforzó la autoridad de Karen ante los chicos.
Artículo relacionado:
El lado B de la maternidad

Hay muchos responsables alrededor de este incidente. Los administradores de educación deben proveer mejores
herramientas a los adultos. Los padres deben dar un paso adelante y reconocer su falla como padres, y los adolescentes involucrados en este incidente deben aprender que la mala conducta siempre tiene una consecuencia real. Su mala capacidad para evaluar las consecuencias  en un momento como este, puede reflejarse durante todo el transcurso de sus vidas.

Debemos  estar conscientes de que este tipo de situaciones no se presentan de forma aislada. Esta clase de malas conductas suceden todos los días. La única razón por la cual sabemos sobre este  incidente  particular es porque uno de los estudiantes involucrados tomó una mala decisión:  grabar la conducta abusiva y subirla a internet.

Para suerte de Karen, el video se propagó rápidamente y cayó en poder de  uno de los editores de Reddit (una red social muy popular en EE.UU en la cual usuarios votan por los temas más interesantes) quien lanzó una campaña logrando recolectar 604 mil dólares,  para regalarle unas merecidas vacaciones a Karen.

Espero sus análisis y comentarios.

Fuente: Psychcentral
Fayerwayer
MetroUs

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.