Las palabras sí importan: sutiles pistas lingüísticas pueden ser muy relevantes en relación al compromiso con el que se asume o encara una tarea. Un estudio realizado con el objeto de alentar a las niñas a ingresar a la ciencia halló que describir la ciencia como acciones, al decir “hagamos ciencia”, conduce a un mayor compromiso científico que describir la ciencia en términos de identidades, al pedir a las niñas que “sean científicas” (Rhodes, Leslie, Yee, & Saunders, 2019).

“Estos efectos son particularmente válidos para los niños que son objeto de estereotipos que sugieren que podrían no ser el tipo de persona que tiene éxito en la ciencia, en este caso, las niñas”, explica Marjorie Rhodes, profesora asociada del Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York y el autora principal del estudio.

Sponsor exclusivo:

Estos hallazgos sugieren que los esfuerzos para alentar a las niñas a ingresar a la ciencia, un campo en el que están subrepresentadas, podrían beneficiarse al centrarse en describir la actividad de hacer ciencia en lugar de alentarlas a adoptar identidades científicas, al menos en la primera infancia.

“Las raíces de las disparidades de género en los logros científicos se afianzan en la primera infancia”, observa Rhodes. “Esta investigación identifica un elemento de los entornos de los niños que podría estar dirigido a reducir las diferencias de género tempranas en el comportamiento científico entre los niños pequeños.”

Los autores de la investigación señalan que los mensajes que los niños reciben a menudo a través de programas de televisión se centran en la identidad más que en la acción cuando se trata de ciencia.

Artículo relacionado:
El costo de denunciar a un agresor sexual

Ellos realizaron cuatro estudios con niños de 4 a 9 años. Aquí, los niños recibieron una introducción a la ciencia que la describía como una identidad (“¡seamos científicos! ¡los científicos exploran el mundo y descubren cosas nuevas!”), o como acción (“¡hagamos ciencia!; ¡hacer ciencia significa explorar el mundo y descubrir nuevas cosas!”).

Luego se pidió a los niños que completaran un nuevo juego de ciencias diseñado para ilustrar el método científico. La persistencia se midió por cuánto tiempo continuaron jugando este juego.

Cabe destacar que las niñas a las que inicialmente se les pidió “hacer ciencia” mostraron más persistencia en el juego de ciencia que las niñas a las que se les pidió que “fueran científicas”.

Por el contrario, los efectos del lenguaje para los niños fueron más variables. Por ejemplo, uno de los estudios encontró que los niños menores de 5 años mostraron una mayor persistencia cuando el lenguaje estaba orientado a la acción, mientras que los mayores de 5 revelaron niveles más altos de persistencia cuando el lenguaje estaba orientado a la identidad.

En general, estos hallazgos sugieren que el lenguaje centrado en la identidad puede socavar la persistencia en algunos niños a medida que adquieren nuevas habilidades, particularmente cuando los estereotipos culturales llevan a los niños a preguntarse si tienen la identidad relevante.

Referencia bibliográfica:

Rhodes, M., Leslie, S.-J., Yee, K. M., & Saunders, K. (2019). Subtle Linguistic Cues Increase Girls’ Engagement in Science. Psychological Science, 30(3), 455-466. https://doi.org/10.1177/0956797618823670

Fuente: Psychological Science

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.