“Más que un recurso botánico para el tratamiento de complicaciones de salud, la ayahuasca ha sido y sigue siendo parte importante de la cosmovisión de muchos grupos étnicos dispersos en la selva amazónica y poco a poco se ha extendido su uso a comunidades rurales y urbanas de todo el mundo.”

ICEES

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

(Fundación Internacional para la Educación e Investigación Etnobotánica)

La ayahuasca o yagé es una mezcla de plantas medicinales utilizada hace miles de años por los chamanes e indígenas de la región amazónica como remedio natural para “sanar el cuerpo y el alma” de malestares físicos y presuntas enfermedades de origen espiritual.

Según la Fundación Internacional ICEERS para la Educación e Investigación Etnobotánica, el uso de la ayahuasca se realiza principalmente en tres ámbitos:

El religioso, como elemento importante dentro de las iglesias ayahuasqueras (que son una mezcla de corrientes como el cristianismo, el chamanismo y las prácticas afrobrasileñas).

El curativo, donde se utiliza en sesiones guiadas por curanderos y cuyo supuesto resultado es mejorar la apertura al autoconocimiento y el desarrollo personal.

El psicoterapéutico, como recurso de acompañamiento empleado por algunos terapeutas para el tratamiento de la depresión, llevar un proceso de duelo o superar una adicción.

Actualmente, la ayahuasca no está sometida a fiscalización internacional y no se considera una droga desde el enfoque jurídico. Las limitaciones en su uso dependen exclusivamente de las leyes vigentes en el territorio donde se efectúe su consumo.

Relación entre la ayahuasca y pensamiento divergente

“La ayahuasca se consume por vía oral en forma de té y su efecto se percibe en un lapso de 15 a 60 minutos. Los consumidores suelen referir un sabor intenso, por lo general desagradable, que “marca el inicio de un cambio físico” cuya duración es de 2 a 4 horas, aunque puede alargarse si se realizan más ingestas.”

ICEES

(Fundación Internacional para la Educación e Investigación Etnobotánica)

Durante cientos de años, los antropólogos, botánicos y consumidores de ayahuasca han sabido que su ingestión induce a estados alterados de conciencia donde es común tener visiones y recuerdos del pasado. No obstante, los efectos psicológicos de esta mezcla medicinal podrían ir más allá de lo evidente, siendo necesario hablar de un recurso terapéutico auxiliar que contribuye a sacar a la luz recuerdos reprimidos y afrontar experiencias emocionajles incómodas.

Artículo relacionado:
El cerebro y la envidia

De acuerdo con un estudio publicado en el diario científico Psychopharmacology, los beneficios psicológicos de la ayahuasca se resumen en su capacidad para “reducir el pensamiento basado en el juicio y la reactividad interna, que son los objetivos que suele buscar la psicoterapia mindfulness”.

Según Kuypers, Riba y De La Fuente Revenga, autores de la investigación, la ayahuasca “potencia el pensamiento creativo divergente, una manera de pensar que mejora y fortalece la flexibilidad psicológica, ya que permite a los individuos generar nuevos esquemas cognitivos, emocionales y estrategias conductuales”.

Para la realización del estudio, los investigadores visitaron dos talleres espirituales de ayahuasca y pidieron a los participantes realizar pruebas de creatividad antes y después de entrar en acción los efectos de la ingesta.

Los resultados de las pruebas, que fueron presentadas por 26 individuos, demostraron variaciones significativas en el Test de Concepto de Imagen (PCT) que indican una influencia medible en el pensamiento creativo, una modificación del pensamiento convergente predominante previamente a la ingesta y una mayor tendencia al pensamiento divergente posterior al consumo.

Los criterios de exclusión del estudio incluyeron cualquier individuo diagnosticado con algún tipo de desorden psiquiátrico o adicto al consumo de alcohol y otras sustancias tóxicas.

Para los investigadores, los resultados confirman que los efectos de la ayahuasca podrían facilitar las intervenciones terapéuticas y servir de apoyo clínico, sin embargo, es necesario llevar a cabo estudios donde se utilice un placebo experimental controlado y mecanismos de medición de la creatividad adicionales antes de que los resultados puedan ser aplicados en un contexto general.

Referencias:

(2016). Información básica sobre Ayahuasca. Iceers.org. Disponible en http://www.iceers.org/docs/downloads/ICEERS-info-basica-ayahuasca.pdf

Kuypers, K.P.C., Riba, J., de la Fuente Revenga, M. et al. Psychopharmacology (2016). 233: 3395. doi:10.1007/s00213-016-4377-8

Rita Arosemena P.
Graduada en Comunicación y especialista en Educación Superior. Amante de la literatura, el arte y las ciencias (y del café. El café no se lo toquen). Le interesan especialmente la neuropsicología, la psicología evolutiva y la psicopatología. Le apasiona la música francesa y no tiene nada contra Freud.