Bill Gates, co-fundador de la compañía Microsoft. Fuente: Tumblr

Siempre son buenas noticias cuando personas con suficiencia de recursos deciden aportar a la investigación científica. En este caso, el multimillonario co-fundador de Microsoft, Bill Gates, se une a la lista de celebridades que están poniendo de su parte para ayudar a combatir enfermedades de alcance global, como el Alzheimer.

Gates se comprometió a invertir $50 millones de dólares para ayudar a encontrar una cura a esta enfermedad degenerativa que generalmente se manifiesta después de los 65 años de edad. Gates escribió en una publicación hecha en su blog que varios hombres de su familia padecen la enfermedad, y que sabe muy bien cómo esta resulta devastadora tanto para quienes la padecen como para sus seres queridos.

Dentro de la publicación, puede verse un vídeo explicativo donde Gates habla de su propuesta de inversión y explica el trasfondo personal y social que viven las personas con Alzheimer, así como aquellos que ven a la gente que aman luchar contra algo que “les roba su capacidad mental sin que puedas hacer nada al respecto”.

Aunque Gates admite no saber si es posible desarrollar una cura para el Alzheimer, asegura que “cualquier tipo de tratamiento” sería un gran avance, algo con lo que seguro coincidirán tanto las personas que viven actualmente con la enfermedad como sus familiares.

“Necesitamos un montón de ideas aquí para alcanzar la cumbre de las posibilidades de desarrollar una cura”, dice Gates.

El plan de inversión de Gates se basa en cinco aspectos que menciona fundamentales para lograr avances en el abordaje de la enfermedad:

  1. Más investigación acerca de las causas
  2. Desarrollar un mejor diagnóstico que arroje luz sobre el progreso de la enfermedad y cómo ocurre este
  3. Intentar con nuevas teorías que posiblemente lleguen a explicar lo que no han podido las teorías tradicionales, o aportar los beneficios que los medios tradicionales no han logrado aportar
  4. Agilizar el proceso de aplicación de pruebas
  5. Recopilar, procesar y analizar toda la información disponible para desarrollar una cura o métodos más efectivos de intervención

Fuente: Medical Daily; Gatesnotes

Comparte tu opinión