Todos los días, cuando planificamos nuestras vidas con el fin de conseguir ciertas metas, nos encontramos con la necesidad de tomar decisiones que podrian influir decisivamente en la posibilidad de lograr esas metas. El profesor Jeffrey Pfeffer estudió investigaciones sobre el éxito y el poder, y a la vez la vida de grandes triunfadores como LBJ y Robert Moses, e identificó seis rasgos claves para el éxito.

Pfeffer fue minucioso en el sentido de que no sólo tuvo en cuenta las cualidades de la gente exitosa, sino que buscó específicamente los elementos presentes en los exitosos y que no tienen aquellos que han logrado menos. Pero las siguientes distan de ser palabras amables aptas para tarjetas o carteles de inspiración, sino que se presenta un análisis de los resultados que han arrojado diversos estudios a lo largo de la historia.

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

Clave para el éxito #1: Energía y Resistencia Física

Pocos mencionan esto, pero es realmente vital. Los grandes triunfadores trabajan sin descanso. Y para eso es necesario tener energía.

En el libro Managing With Power: Politics and Influence in Organizations se presenta un estudio de los directores generales de la industria, en el que John Kotter informó que muchos de ellos trabajaban entre 60 y 65 horas por semana, lo cual se traduce en al menos seis días de 10 horas. La capacidad y la voluntad de trabajar largas horas ha caracterizado a muchos personajes poderosos… La energía y la fuerza proporcionan muchas ventajas a aquellos que tratan de construir poder. En primer lugar, te permite sobrevivir a tu oposición, o, si es usada en puro trabajo duro permite superar a otros que te superan en inteligencia o habilidad. En segundo lugar, su energía y resistencia proporcionan un modelo a seguir para los demás, algo que inspirará a los que te rodean que trabajar más duro.

Clave para el Éxito #2: Concentrate

Suena muy genérico, pero Pfeffer cita el ejemplo de un joven LBJ que rechazó una inversión petrolera lucrativa porque sabía que, a lo largo del camino, aliarse con las compañías petroleras podrían perjudicar su oportunidad de sentarse en la oficina oval.

El pensó de manera muy adelantada a los hechos y tomó decisiones alineadas con sus metas.

En el estudio de Kotter de 15 gerentes generales exitosos, encontró que ellos tendían a haber concentrado sus esfuerzos en una industria y en una empresa. Llegó a la conclusión de que la “dirección general” no fue general, y que la experiencia particular adquirida mediante la concentración en un estrecho rango de temas de negocios es de gran ayuda en la construcción de una base de poder y en convertirse en un éxito. Concentrar tu carrera en una sola industria y en una o muy pocas organizaciones también es útil porque significa que tu energía no se desvía, y tu atención se centra en un conjunto reducido de preocupaciones y problemas.

Clave para el éxito #3: Sensibilidad hacia los demás

Saber lo que otros quieren y cuál es la mejor manera de comunicarse con ellos es muy valioso.Pero Pfeffer se apresura a distinguir entre el reconocimiento de las necesidades de los demás y el hecho de satisfacerlas realmente. Lo primero es esencial, lo segundo es una cuestión de negociación.

Artículo relacionado:
Para ser exitosos necesitamos algo más que inteligencia

Via Managing With Power: Politics and Influence in Organizations:

En este esfuerzo por influir en los demás, es claramente útil poder entenderlos, así como entender sus intereses y actitudes, y cómo llegan a ellos… Debe quedar claro que el ser sensible a los demás no significa que uno necesariamente actuará en su interés, o de una manera amable, o en su nombre. Sensibilidad simplemente significa entender quiénes son, su posición en los asuntos, y cómo comunicarse mejor e influir en ellos.

Clave para el Éxito #4: Flexibilidad

Pfeffer señala que la flexibilidad – cambiar de posición – puede conferir una gran cantidad de poder porque permite adaptar tu presentación, cambiar cuando las cosas no están funcionando, y adquirir aliados necesarios. En este punto nos recuerda al estratega Maquiavelo. Y es que la sensibilidad a los demás no vale mucho a menos que seas capaz de usar esa información para modificar tu comportamiento.

La flexibilidad proporciona la capacidad de cambiar de rumbo y adoptar nuevos enfoques, en lugar de aferrarse a las acciones que no están funcionando.

Clave para el Éxito #5: Capacidad de Tolerar los Conflictos

Si te echas atrás cada vez que parece que se acerca una pelea, no ganarás muchas batallas. A veces la lucha es necesaria. Y el solo hecho de dejar que otros conozcan que estás dispuesto a luchar puede pagar grandes dividendos.

En Managing With Power: Politics and Influence in Organizations:

Debido a que la necesidad de poder surge sólo en circunstancias de desacuerdo, uno de los atributos personales de la gente poderosa es la voluntad de participar en el conflicto con los demás… ser flexible puede hacerte ganar la genuina simpatía de tus compañeros de trabajo. Pero no es el caso que los que son más del agrado de los demás por sus personalidades complacientes son, inevitablemente, los más poderosos o aquellos que logran conseguir todas sus metas.

Claves para el Éxito #6: Dejar a un lado el Ego y llevarse bien

Así como ser siempre sumiso es mal negocio, también lo es pelear todo el tiempo. Las alianzas y aliados son mucho más propensos a ser beneficiosos en el día a día. El ego puede ser un gran enemigo, incluso cuando sabes cuál es la decisión adecuada.

Es una gran ventaja ser capaz de tragar tu orgullo y perder una batalla para ganar la guerra.

En Managing With Power: Politics and Influence in Organizations:

Las personas que son capaces de desarrollar un gran poder a menudo parecen tener la habilidad de cambiar su comportamiento de acuerdo a las necesidades de la ocasión. La última característica para el éxito es la capacidad de dejar a un lado el ego en el esfuerzo de lograr algo.

Fuente: Time.com