El mundo está viviendo el brote de Ébola más grande de la historia. Inició en África occidental y según el último reporte de la OMS, publicado el 10 de octubre, hay 8399 infectados y 4399 muertos por el virus. Ya se ha reportado un caso en Estados Unidos y casos evacuados sin muerte en algunos países europeos.

Los científicos han explicado que el riesgo de que se desate una epidemia de Ébola por nuestros lares es muy bajo. Principalmente porque el virus solo se transmite por contacto directo con las secreciones de una persona que está en la etapa sintomatológica del Ébola o que ha muerto a causa de esta enfermedad y, además, de darse casos (como ya ha pasado) nuestros países podrían detectar y controlar el brote mucho más rápido que en África, principalmente porque ya están en alerta y además cuentan con los recursos necesarios para separar los pacientes enfermos.

Pero los casos aislados y fuera de África, sumado al bombardeo constante de los medios de comunicación, ha disparado el pánico de muchas personas. Casualmente el sábado una joven me contó que se había encerrado en su habitación luego de escuchar un reportaje sobre los síntomas del Ébola, estaba aterrada ya que pensaba que el virus podría llegar en unos días a Panamá. Se que es una respuesta exagerada, pero es algo que muchos están viviendo.

Estos casos aislados y fuera de África han disparado el pánico de muchas personas que temen por una posible pandemia

Entonces ¿qué podemos hacer para tranquilizar a las personas que están muy asustadas por una posible pandemia de Ébola? La APA (Asociación Americana de Psicología), publicó hace unos días, una breve guía que puede ayudar a la hora de manejar el miedo por Ebola:

Mantén la perspectiva

Limita tu preocupación y agitación al disminuir el tiempo que tu y tu familia ven o escuchan la exagerada cobertura mediática sobre el Ébola. Aunque quieras estar informado, recuerda que debes tener un descanso de las noticias y centrarte en las cosas que son positivas en tu vida y en las cosas sobre las que tienes control.

Informate

Recopila información de fuentes confiables que te ayude a determinar con precisión los riesgos y así podrás tomar precauciones razonables. Como fuentes te recomendamos la Organización Mundial de la Salud o el Centro de Control, Prevención de Enfermedades y además te dejo un artículo publicado por Vox que explica muy bien y en forma de flashcards por qué el Ébola está en las noticias.

transmission

Mantente sano

Como dijimos más arriba, el riesgo de trasmisión de Ébola es bajo y, un estilo de vida saludable (incluyendo una dieta adecuada y ejercicios) es tu mejor defensa contra cualquier amenaza. La adopción de hábitos de higiene, como lavarse las manos con regularidad, también puede minimizar la exposición a cualquier tipo de gérmenes y fuentes de enfermedades. Come sano, evita el alcohol y las drogas y aprovecha para salir a caminar o hacer ejercicios. Recuerda que un cuerpo sano puede tener un impacto positivo en tus pensamientos y emociones.

Recopila información de fuentes confiables

Mantente conectado

El mantenimiento de las redes y actividades sociales te puede ayudar a conservar un sentido de normalidad. Además tus amigos y familiares son fuentes valiosas para compartir tus sentimientos y ayudarte a aliviar el estrés. Este también puede ser un momento ideal para acercarte e involucrarte más con tu comunidad mediante la recepción y el intercambio de información efectiva obtenida de fuentes confiables.

Busca ayuda adicional 

Algunas personas pueden sentir un nerviosismo abrumador, una tristeza persistente u otra reacción prolongada que impacta negativamente en la vida, el trabajo o las relaciones, y deben buscar ayuda de un profesional de la salud experimentado. Los psicólogos pueden ayudar a las personas a lidiar con el estrés extremo y pueden ayudar a encontrar formas constructivas de manejar la adversidad.

Recuerda que es importante estar alerta y tomar las precauciones necesarias, sin caer en el miedo exagerado que, en la peor de sus manifestaciones, puede desencadenar discriminaciones y secesiones de personas o grupos de personas con base en la simple sospecha, pasando por alto si realmente poseen el virus y si tienen chances de superarlo.

Fuente: APA