Designatic / Pixabay

Según Myers (2006), se llama Síndrome Alcohólico Fetal a las anomalías físicas y cognitivas que presentan los niños cuyas madres han consumido alcohol excesivamente en el embarazo. Se pueden observar desproporciones faciales notorias en los casos más graves. En general, se observa una cabeza pequeña y desproporcionada junto con difusiones cerebrales irreversibles, retardo mental, conductal y físico, déficits de aprendizaje, restricciones del crecimiento y algunos problemas sociales (Myers, 2006; Ashraf Mohammadzadeh, Ahmadshah Farhat 2014). Los niños con mayor riesgo son los que tienen madres alcohólicas, donde 4 de cada 10 bebés de dichas madres, padecerán SAF.

La OMS reconoció al SAF como una de las causas principales de defectos en el nacimiento y retraso mental relacionados al ambiente, en el mundo occidental (Moore y Sagnier, 2010).

SPONSOR EXCLUSIVO

Tristemente, la prevalencia del síndrome es alta, incluso aunque es totalmente prevenible. Muchos estudios han mostrado que el alcohol causa más defectos en los fetos que la heroína, cocaína y marihuana (Ashraf Mohammadzadeh, Ahmadshah Farhat 2014).

Artículo relacionado:
Baja efectividad de una intervención psicológica breve para prevenir el suicidio

Recientemente, se esta refiriendo al Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal para abarcar a todos los términos que describen defectos relacionados al alcohol, incluyendo al Síndrome Alcohólico Fetal (Sokol, Delaney, & Nordstrom, 2003, citado en Moore y Sagnier, 2010).

Fuentes:

Ashraf Mohammadzadeh, Ahmadshah Farhat (2014), Fetal Alcohol Syndrome. Recuperado de: http://apjmt.mums.ac.ir/article_2883_0.html

Myers, D. (2006), Psicología 7ma edición. Editorial Médica Panamericana:Madrid

Moore, T. y Gagnier, K. (2010) Fetal Alcohol Syndrome. Recuperado de: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/9780470479216.corpsy0354/abstract;jsessionid=8BD977EC01A354C96AAD74B42E75904F.f02t02?userIsAuthenticated=false&deniedAccessCustomisedMessage=