El procesamiento de información durante el sueño, así como la incubación para la resolución de problemas, podrían ser grandes herramientas a la hora de resolverlos (Sanders, Osburn, Paller, & Beeman, 2019).

«Sabemos que las personas ensayan o ‘consolidan’ los recuerdos durante el sueño, fortaleciéndolos y reorganizándolos,» dijo Kristin Sanders, autora principal del estudio. «También se sabe que este proceso natural puede potenciarse mediante la reproducción de sonidos asociados con la información que se ensaya.»

Debido a que muchos problemas difíciles se resuelven pensando en ellos de una nueva forma, Sanders y los investigadores cognitivos Samuel Osburn, Ken A. Paller y Mark Beeman plantearon la hipótesis de que ensayar problemas no resueltos durante el sueño ayudaría a las personas a refinar sus recuerdos de los problemas y mejorar sus posibilidades de resolverlos al día siguiente.

Para probar esa hipótesis, utilizaron una técnica conocida como reactivación de memoria dirigida (TMR) con 61 participantes del estudio. En dos sesiones nocturnas de laboratorio, los participantes intentaron resolver acertijos verbales, espaciales y de otra índole una vez, con los experimentadores emparejando aleatoriamente cada acertijo a un sonido musical. Si los participantes no lograron resolver un acertijo en 2 minutos, el sonido correspondiente se reproducía una vez más. Después de no poder resolver seis acertijos cada noche, practicaron el par acertijo/sonido hasta que lo resolvieron.

Artículo relacionado:
Obesidad y sexualidad: ¿mayor propensión a conductas sexuales riesgosas?

Después de esas sesiones, los participantes se llevaron a casa la tecnología que administraba las señales de sonido mientras dormían. A la mañana siguiente en el laboratorio, informaron si habían escuchado algún sonido durante la noche y si resolvieron alguno de los acertijos desde la sesión de la tarde. Luego intentaron resolver cada acertijo que había quedado sin resolver nuevamente, durante 4 minutos cada uno.

A lo largo de las dos mañanas, resolvieron un 55% más acertijos cuando se escucharon el sonido correspondiente mientras dormían.

«La resolución de problemas es parte de la vida diaria de todos; Si bien utilizamos acertijos complicados en nuestro estudio, los procesos cognitivos subyacentes podrían relacionarse con la resolución de cualquier problema en el que alguien esté atrapado o bloqueado por un enfoque incorrecto,” explica Sanders.

Advierten los investigadores, sin embargo, que el efecto solo puede aplicarse a situaciones en las que un individuo ya tiene información de fondo para ayudar a resolver un problema.

«Por ejemplo, ni el sueño ni las indicaciones me ayudarán a encontrar una cura para una enfermedad rara porque no tengo los conocimientos necesarios,» dice Beeman.

Aún así, el estudio revela información importante sobre el sueño, la memoria y la incubación para la resolución de problemas.

Referencia bibliográfica:

Sanders, K. E. G., Osburn, S., Paller, K. A., & Beeman, M. (2019). Targeted Memory Reactivation During Sleep Improves Next-Day Problem Solving. Psychological Science, 956797619873344. https://doi.org/10.1177/0956797619873344

Artículo relacionado:
La personas que eligen el poliamor son deshumanizadas por la sociedad

Fuente: Psychological Science

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.