Los efectos del abuso emocional son más profundos de lo que la gente suele creer. Parte de ello se debe a que sus heridas no se ven a simple vista y por eso pueden pasar desapercibidas para las autoridades e instituciones, pero cada vez más hay más evidencia de que sus efectos a nivel psicólogo y biológico pueden perdurar hasta la adultez e incluso por toda la vida.

Un ejemplo de esto proviene de la investigación realizada por la Academia Americana de Neurología, cual encontró que los niños abusados emocionalmente tenían más riesgo de sufrir de migrañas en su adultez. Esto no fue todo. Sino que la relación entre el abuso emocional y la migraña fue más fuerte cuando la compararon con el abuso físico y sexual.

La muestra del estudio fue bastante grande: 14,484 personas de 24 y 32 años de edad, que fueron evaludas a través de un cuestionario que les preguntaba si sus padres u otro cuidador abusó emocionalmente de ellos, durante su infancia, por medio de verbalizaciones hirientes que los hacía sentir como no amados. También se evaluó si habían experimentado otros tipos de abuso como el físico y sexual.

Artículo relacionado:
Tres combinaciones de fármacos que pueden ser accidentalmente letales

Los resultados fueron muy preocupantes. Cerca del 47% de ellos dijo que habían sufrido de abuso emocional; el 18% dijo que había padecido de abuso físico y el 5% confesó haber sufrido de abuso sexual.

Estos datos se compararon con aquellos que sufrían de migrañas y se encontró que las personas que habían sufrido abuso emocionalmente tenían más del 52% de probabilidades de experimentar de migrañas en su adultez en comparación con aquellos que no habían sido abusados. Los datos se mantuvieron estables aun después de controlar otras variables como la edad, nivel socioeconomico, raza y sexo.

Pero los investigadores no habían quedado satisfechos. También querían saber si los trastornos de ansiedad y depresión podrían afectar los resultados y aplicaron controles estadísticos, encontrando así que la probabilidad había descendido a 32%. Sin embargo, es importante aclarar que de igual manera es un índice de riego alto.

Cada vez se hace más evidente de que no podemos separar lo físico de lo biológico. El abuso emocional tiene repercusiones en nuestra salud y es hora de que lo tratemos con la urgencia que se merece.

Artículo relacionado:
Necesitamos empatía, y la necesitamos ahora

La investigación todavía no está disponible en una revista indexada porque será presentada en la próxima reunión anual de la Asociación Americana de Neurología a celebrarse en el mes próximo de Abril.

*Artículo que también te puede interesar:El abuso psicológico sería igual o más dañino que el abuso físico o sexual*

Fuente: NewsWise