Parece que el viejo refrán que hace referencia al estrés y la producción de canas “me vas a sacar canas”, es acertado.

La semana pasada la revista Nature, un estudio realizado con ratas que encontró que la exposición a un evento estresante puede dañar las células madres responsable de producir la pigmentación en el cabello.

Estas células se encuentran en cada folículo del cuero cabelludo, y se diferencian en otras células más especializadas llamadas melanocitos, las cuales son las responsables los tonos marrones, negros, rojos y amarillos del cabello y la piel. Hasta aquí todo normal. El problema está cuando estás células son expuestas al estrés haciendo que se diferencien más rápido de lo debido, lo que provoca que se agoten en número y en consecuencia se hacen más propensas al color gris.

Desarrollo del estudio

El equipo de investigadores primero hipotetizó que el estrés provocaba un ataque del sistema inmune a las células madres de melanocitos. Para probarlo, expusieron a los ratas a una situación estresante dónde les inyectaron capsaicina, un componente activo que se encuentra en los chiles picantes que causa irritación. Luego de cinco días, el pelo de los ratones se volvió blanco. Los investigadores habían eliminado el sistema inmune y la producción de cortisol, la hormona del estrés, lo que significa que la producción de canas no se debió a un ataque del sistema inmune a las celulas madres, ni del cortisol, sino que la exposición al estrés estaba acabando con las células pigmentarias del cabello.

Artículo recomendado:
La fibromialgia se relacionaría con una reducción de la conectividad cerebral

Referencia bibliográfica: Zhang, B., Ma, S., Rachmin, I. et al. Hyperactivation of sympathetic nerves drives depletion of melanocyte stem cells. Nature 577, 676–681 (2020). https://doi.org/10.1038/s41586-020-1935-3

Fuente: The New York Times

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.