congerdesign / Pixabay

Un estudio publicado en Psychological Science sugiere que dormir entre sesiones de estudio podría ser la clave para una mejor retentiva.

De acuerdo con un grupo de investigadores, el sueño intercalado entre fases de estudio reduce el tiempo dedicado al reaprendizaje, lo que significa que la retención a largo plazo se ve optimizada. Estos resultados son interesantes porque, hasta ahora, se creía que la mejor estrategia era dormir después de haber estudiado y no entre sesiones, sin embargo, el estudio citado muestra evidencias de una mejora significativa en el segundo caso.

La investigación comparó grupos de personas que estaban aprendiendo nuevas palabras en swahili. La mitad hizo dos sesiones de aprendizaje en un día: por la mañana y por la tarde. La otra mitad hizo las sesiones a los lados de la siesta: por la tarde y luego a la mañana siguiente. Los resultados mostraron que dormir entre sesiones de aprendizaje permitió a las personas aprender las palabras más rápido y con menos esfuerzo.

Artículo recomendado:  ¿Cuántas horas deben dormir los niños de cada edad?

Stephanie Mazza, encargada principal del estudio, explica que los recuerdos que no son explícitamente accesibles al comienzo del reaprendizaje parecen ser transformados por el sueño de alguna manera, esto permite a los sujetos recodificar la información más rápido y ahorrar tiempo durante la sesión de reaprendizaje.

Por ende, dormir entre aprendizajes aumenta la memoria a largo plazo en aproximadamente un 50%.

Fuente: Psyblog; Psychological Science

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.