Los cambios en el sentido del humor podrían ser signos tempranos de deterioro cognitivo y demencia. Así lo reporta el paper publicado hace dos años en el Journal of Alzheimer Disease.

Sponsor exclusivo

El estudio contó con una muestra relativamente pequeña e incluyó los datos de 48 amigos y familiares de personas con demencia, que proveyeron información detallada sobre las conductas previas a la demencia y se pudo encontrar que uno de los síntomas más consistentes era el de las risas inapropiadas que desconcertaban a sus conocidos porque se reían de cosas intrascendentes como cuando encontraban un auto mal estacionado o un perro ladrando. Según los análisis las risas inapropiadas se presentaban hasta 9 años antes del diagnóstico.

El sentido del humor utiliza diferentes funciones cerebrales como la resolución de enigmas, la evaluación del clima emocional la conciencia social. Lo que la convierte en una importante herramienta que utilizamos para construir relaciones y vínculos sociales. Por lo tanto, el deterior cognitivo característico de la demencia se hace rápidamente evidente.

Los autores saben que este estudio es muy pequeño para utilizar sus conclusiones en un ambiente clínico, pero creen que es un indicador prometedor.

Fuente: Spring
Imagen: Sentido del humor en Shutterstock

Comparte tu opinión