La psicología juega un rol fundamental dentro del ámbito laboral y de selección de personal. Los psicólogos de trabajo y de las organizaciones tienen la responsabilidad de entrevistar, evaluar y recomendar a los candidatos más competentes y aptos para un puesto de trabajo.

En este proceso los psicólogos usan tests estandarizados, que permiten evaluar específicamente las competencias relacionadas con las necesidades del puesto de trabajo, y también desarrollan minuciosas entrevistas para conocer de primera mano a los candidatos.

Probablemente las entrevistas representan la fase más compleja del proceso de selección porque exigen de la habilidad y tacto del psicólogo para desarrollar preguntas que le permitan conocer las capacidades del entrevistado, verificar su personalidad y compatibilidad con la cultura de la empresa y predecir su desempeño futuro, sin caer en juicios apresurados, fomentar las preguntas dicotómicas o poner palabras en la boca de los candidatos.

Artículo recomendado:  “La relación terapéutica no es un arte” Análisis de la relación terapéutica desde la mirada conductista

Para facilitar este proceso el psicólogo David Garrote, nos explica en qué consiste la entrevista conductual estructurada de selección de personal y nos ofrece valiosas recomendaciones.