psicoterapia telefónica
Imagen: Pexels

 

Sponsor exclusivo

Se sabe que la psicoterapia es bastante efectiva para el tratamiento de la depresión, pero, más allá de la empatía y la habilidad del terapeuta, su éxito depende de dos cuestiones fundamentales: 1) lograr que el paciente acuda al consultorio, y 2) para mantener los resultados es necesario  monitorear de forma eficaz al paciente, en estado de remisión. Estos dos requisitos, muchas veces representan una importante limitación para la psicoterapia como tratamiento de la depresión. Un nuevo estudio, tal vez tenga la solución a este problema: La psicoterapia telefónica.

Los resultados publicados en la Revista de la Asociación de Médicos Americanos, sugieren que la terapia telefónica es una valiosa opción para traer los beneficios de la psicoterapia a más pacientes deprimidos.Los investigadores compararon los resultados de la terapia cognitiva conductual de forma presencial (cara a cara) y la terapia a través del telefóno. Y encontraron que la terapia cognitiva-conductual por medio del teléfono, era igualmente efectiva que la terapia en el consultorio.  También encontraron que los pacientes en remisión demostraron  una alta adherencia al tratamiento por teléfono.

Según el coordinador del estudio y director del centro de intervenciones conductuales tecnológicas de la Universidad de Northwester, David Mohr “Los resultados demostraron que este tipo de terapia puede ayudar a los pacientes con depresión y  además sugiere que el tratamiento por medio del teléfono es una opción muy viable,  especialmente para los pacientes con dificultades para ir a la terapia cara a cara. El tratamiento cognitivo conductual es efectivo si las personas se adhieren a él, y más del 50% de las personas que sufren de depresión no siguen con la psicoterapia.”

La terapia Cognitivo-Conductual es un enfoque psicoterapéutico
que intenta cambiar los pensamientos y actitudes
que conducen al síntoma. (Hofman, 2012)

Procedimientos y Resultados del Estudio

El Dr. Mohr y su equipo reclutaron a 325 sujetos diagnosticados con depresión y los asignó por medio del azar a 18 sesiones semanales de la Terapia Cognitiva Conductual, en el consultorio del terapueta o por medio del teléfono, con terapuetas con formación y entrenamiento similiar. Muy pocas personas dejaron la terapia por medio del teléfono; al final de las 18 semanas, sólo el 21% (34 sujetos) de los pacientes de la terapia basada en el teléfono, dejaron la terapia, en comparación al  33% (53 sujetos) que dejaron la terapia presencial.

(Artículo relacionado: Scan Cerebral confirma la teoría freudiana de la Depresión)

Ambos grupos mejoraron por igual, pero después de terminar la terapia, los investigadores continuaron monitoreando a los participantes por seis meses, y observaron que los sujetos, que recibieron tratamiento cara a cara, seguían un poco mejor y reportaban menores síntomas depresivos.

David Mohr, no cree que los resultados necesariamente sugieran que la terapia por medio del teléfono sea menos eficiente, sino que esta terapia quedó incluyendo a los sujetos más gravemente deprimidos. “Aunque los sujetos  que asistieron a la terapia cara  a cara y los que recibieron terapia por medio del teléfono, iniciaron la psicoterapia con niveles similares de depresión, es posible que los pacientes más severamente afectados dejarán la terapia tradicional cara a cara, dejando al grupo con pocos sujetos difíciles de tratar. Quizás fuese más fácil seguir con los participantes que dejaron el consultorio por medio del teléfono. Algunos terapeutas del grupo de terapia por teléfono, nos dijeron que cuando ellos, llamaban a algunos de sus pacientes, estos olvidaban sus sesiones o tenían que ser despertados de sus siestas”.

En una entrevista, sobre de los resultados encontrados, el Dr. Hofman, profesor de psicología  en la Universidad de Boston,  sostuvo “ estos resultados son muy alentadores, ya que sugieren que el teléfono, puede ser utilizado como un medio de comunicación  con los pacientes, durante la terapia cognitiva-conductual.

Por último el Dr Mohr dijo: “ Creo que estos estudios sugieren que el contacto cara a cara, para el tratamiento de la depresión, no es realmente necesario. No creo que esto signifique que la psicoterapia telefónica reemplace el consultorio, pero esto, sí significa que estas terapias son intercambiables y que la terapia por medio del teléfono no una terapia de segunda opción, para los pacientes con depresión. Esperamos también que estos resultados minimicen el escepticismo de los terapeutas en cuanto al uso del teléfono en la terapia”.

El Dr. Mohr y sus colegas están estudiando la efectividad  de la terapia telefónica a largo plazo. Y vos, como terapeuta, ¿aplicarías la psicoterapia por teléfono o te mantienes escéptico ante estos resultados? Espero sus opiniones.

1 Comentario

  1. lo intentaré, nunca lo he realizado, pero mis viajes me obligan a continuar el tratamiento por esta vía. Buena información.

Comparte tu opinión