TDAH

Cada encuesta sobre TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) parece apuntar a la misma tendencia: tasas de diagnóstico en aumento. No debería ser una sorpresa, debido a que la educación y la conciencia sobre esta condición en niños ha explotado durante los últimos años. De hecho las investigaciones dicen que la mayor parte del aumento no se debe a cambios biológicos o clínicos en esta población, sino más bien al marcado reconocimiento, ya que padres, maestros y profesionales están más conscientes de los síntomas del TDAH.

En uno de los últimos estudios, publicado en el Journal of Clinical Psychiatry, los científicos encontraron un incremento del 43% en las tasas de TDAH, reportado por los padres, cuando analizaron datos nacionales de los años 2000 al 2011 pertenecientes a 190.000 niños. Lo novedoso fue que el grupo, liderado por Sean Cleary, también analizó los datos por raza y etnia. Aunque todos los grupos raciales y étnicos experimentaron un aumento en la prevalencia de TDAH y éste seguía siendo mayor entre los blancos, la tasa de aumento era mucho mayor entre los hispanos (83%). También se observó un aumento de casos en niñas (55%), comparado con los niños(40%).

La mayor parte del aumento se debe a que padres, maestros y profesionales están más conscientes de los síntomas

Cleary especula que este oleaje de aumentos se debe principalmente a mayores cuidados en salud y educación sobre el TDAH, que ha alcanzado a otras personas aparte de los blancos. El cree que se puede deber a cuestiones como mayor conciencia sobre los signos y síntomas del TDAH, más apertura y acceso a cuidados médicos, o más profesionales bilingües o profesionales de la salud que pueden ayudar a diagnosticar el TDAH.

Un ejemplo de mayor acceso a cuidados médicos se puede observar en el siguiente hallazgo: el estudio reportó que tener seguro médico era un fuerte indicador de si los padres reportarían diagnósticos de TDAH en sus niños.

“Mi mayor preocupación sobre el TDAH es la falta de diagnóstico. El mensaje es que estamos más conscientes del TDAH en niñas y entre otros grupos raciales/étnicos, así padres, maestros, trabajadores sociales o quien esté en posición de aconsejar a los padres si un niño presenta síntomas, puede recomendar evaluación para el o ella”, opina Cleary. Diagnosticar el TDAH durante la infancia y proveer a los niños herramientas de afrontamiento y formas de direccionar su atención y concentración, puede equiparlos mejor para la etapa adulta, cuando deban tratar con situaciones laborales por ejemplo, que podrían ser muy desafiantes para ellos de otro modo.

Fuente: Healthland
Imagen: amenclinicsphotos ac (Flickr)