Para navidad mi sobrinito recibió la espada de Kylo Ren (el personaje vestido de negro en la última película de Star Wars, El Despertar de la Fuerza) y, como buen fan, me puse a jugar con él. Habíamos visto la película por separado y comentamos las escenas mientras hacíamos que peleabamos con la espada láser. Fue una linda experiencia compartir nuestro interés en común, aun cuando él tiene 5 años y yo 29.

Después de jugar un rato, la mamá, mi prima, lo llamó para que se fuera a bañar y estuvo a punto de entrarle una rabieta, clásica respuesta que todos conocemos cuando las madres nos llaman en medio de una actividad divertida. En ese momento le dije: No te vayas al lado oscuro de la fuerza. Él se quedó mirándome, claro, no había visto las otras películas, y le expliqué rápidamente lo de la fuerza y por qué los Jedis son los buenos. Mi sobrino quedó encantado, se calmó y se fue a bañar tranquilo, contento porque se había controlado.

SPONSOR EXCLUSIVO

Fue un momento único. Usé una frase de Star Wars para ayudarlo a regularse emocionalmente, y en ese instante caí en cuenta de la profunda utilidad que tiene esta película para explicarle a los niños conceptos complicados como el bien, el control emocional, el deber, la honestidad, etc.

Mi experiencia no fue planeada ni mucho menos rigurosa, pero Daniel Comin, de Autismo Diario, describió una situación bastante similar, mucho más elaborada, en la que usó Star Wars para explicarle a su hijo de 11 años con autismo el concepto del bien y del mal.

Daniel se explaya y explica que le tomó dos semanas ver las películas de Star Wars con su hijo, porque hacían muchas pausas para explicar detalladamente todas las inquietudes. En todo el texto se nota lo bien que la pasaron mientras veían una de las mejores películas de ciencia ficción de todos los tiempos.

Te invito a que leas su artículo completo. Está lleno de recomendaciones para los padres que quieren usar esta u otras películas para explicar conceptos a sus hijos.

Aquí te dejo un fragmento:

Star Wars: Una Nueva Esperanza. Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana… Primera película estrenada de la saga. Que con su gran cantidad de personajes nos permite dar rienda suelta a la imaginación, la fantasía, a hablar de mil y una cosas, incluyendo la “extraña” relación de Luke, Leia y Han. O de cómo un ser extremadamente peligroso – Darth Vader- y sus secuaces persiguen a nuestros simpáticos protagonistas. Y ojo, aparece La Fuerza, y la pregunta ¿Y qué es la fuerza papá? Y vuelves a estrujarte el cerebro para poder explicar algo que ni siquiera te habías planteado. Pero es una oportunidad interesante para explicar aspectos relacionados con la espiritualidad, con esa capacidad especial de las personas de sentir, ¡aunque de momento no sepamos mover cosas! Pero fue una forma interesante de poder explayarme dando una mezcla de aspectos de la fantasía de la película y de cosas que sí son reales, básicamente dirigiendo el discurso sobre la relación de la fuerza con el amor ¿Entonces papá, nosotros nos queremos mucho por la fuerza? ¡Claro hijo!

Lee el artículo completo en Autismo Diario.