qimono / Pixabay

Carlos Zahumenszky para Gizmodo:

Francia ha decidido ponerse seria en la lucha contra el movimiento antivacunas. La asamblea nacional francesa acaba de anunciar un paquete de medidas prioritarias en materia de salud. La más llamativa es que la vacunación infantil será obligatoria, por ley, a partir de 2018.

Actualmente solo hay tres vacunas obligatorias en Francia: la de la difteria, la del tétanos y la de la polio. El resto solo se recomiendan. A partir de 2018 los padres estarán obligados a administrar un total de 11 vacunas. El anuncio no abunda en detalles sobre qué pasaría si los padres deciden no cumplir esa normativa, pero no hay que irse muy lejos para buscar ejemplos sobre las consecuencias. En mayo de este año, Italia decidió hacer obligatorio un calendario de 12 vacunas. Los padres que no certifiquen el tratamiento no obtendrán plaza para sus hijos en centros de enseñanza públicos y se enfrentan a sanciones económicas.

Aplausos para esta política de salud urgente que le pondrá fin al irracional movimiento antivacunas.

Lee el artículo completo en Gizmodo.

1 Comentario

  1. Siempre la coacción. Para qué gastar recursos en informar y persuadir a la población cuando puedes acudir directamente al uso de la coacción. El sistema educativo ha fracaso entre otras cosas para dotar a la sociedad de una cultura científica. Si es que alguna vez se propuso tal cosa, claro. Ahora se recurre a la amenaza. Esta pauta de conducta sólo genera dos reacciones: una población sumisa o una reacción violenta. Que desde una página de psicología se aplauda la coacción como método para el cambio de conducta resulta en parte irónico y en parte vergonzoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.