La llamada generación de los millenials es constantemente presionada por expectativas poco realistas, que son impulsadas por las redes sociales y que nos venden la idea de que la vida es una competencia, en donde el que más tiene, más feliz es. Cuando en realidad esta constante comparación con la vida con los otros y el perfeccionismo sin sentido puede ocasionar graves daños en nuestra salud.

Para explorar si realmente las nuevas generaciones son más perfeccionistas que las anteriores generaciones, la Asociación Americana de Psicología (APA) examinó, por primera vez, las diferencias generacionales del perfeccionismo (deseo irracional de lograrlo todo, sumando a la tendencia de ser extremadamente critico consigo mismo y con los demás) en una muestra de 41,641 estudiantes universitarios de nacionalidad estadounidense, canadiense y británica.

Todos los participantes completaron, una prueba psicológica (Multidimensional Perfectionism Scale) destinada a evaluar las diferentes dimensiones que comprenden el perfeccionismo: perfeccionismo auto-orientado, deseo irracional de ser perfecto; prescrito socialmente, o causado por la percepción de expectativas excesivas de los demás; orientado a otros o expectativas poco realistas acerca de los demás.

Con el análisis de los datos se encontró que las últimas cuatro generaciones de estudiantes universitarios reportaron mayores niveles de perfeccionismo, en comparación con las generaciones anteriores. Las generaciones de 1989 y 2016, mostraron un incremento del 10% en el perfeccionismo auto-orientado, 33% en el perfeccionismo prescrito o impuesto por la sociedad y un incremento del 16% en el perfeccionismo orientado por otro.

Thomas Curran, co-autor del estudio concluyó:

“Estos hallazgos sugieren que las nuevas generaciones de estudiantes universitarios tienen mayores expectativas sobre ellos mismo que las generaciones anteriores. Los jóvenes de hoy compiten entre ellos para cumplir con la presión social para ser exitosos y sienten que el perfeccionismo es necesario para sentirse seguros y socialmente aceptados.”

Este notable incremento podría también explicar el incremento de los problemas de depresión, ansiedad y pensamientos suicidas en la población de jóvenes adultos, especialmente cuando no logran cumplir todos los planes y expectativas planteadas.

Referencia del estudio: Thomas Curran, Andrew P. Hill. Perfectionism Is Increasing Over Time: A Meta-Analysis of Birth Cohort Differences From 1989 to 2016.. Psychological Bulletin, 2017; DOI: 10.1037/bul0000138

Fuente: ScienceDaily

Comparte tu opinión