En los últimos años se ha ido consolidando la idea en el campo médico-psiquiátrico de que la adicción es una “enfermedad cerebral”, como ya así recoge el DSM-5.

En este articulo se analiza cómo ha surgido y se ha consolidado esta idea, las críticas que ha recibido, las consecuencias profesionales si este modelo se hace hegemónico, junto a los intereses subyacentes al mismo.

SPONSOR EXCLUSIVO

Se concluye defendiendo la necesidad de mostrar como psicólogos nuestras claras aportaciones al campo de las adicciones, como el de las variables psicológicas que son necesarias para la comprensión de las adicciones, para su prevención, junto con el papel central del tratamiento psicológico por su eficacia en las mismas.

También debemos denunciar los reduccionismos, como el que representa el modelo de enfermedad cerebral frente a un modelo biopsicosocial de las adicciones.

Autor: Elisardo Becoña, profesor en la Universidad de Santiago de Compostela.

Descarga la investigación completa en formato el PDF.

Publicado en la revista académica Papeles del Psicólogo.

Artículos recomendados:

Artículo relacionado:
La búsqueda de un niño autista perdido en una ciudad de 8 millones de habitantes