App en Shutterstock

Los desarrollos tecnológicos ofrecen a la psicología y psiquiatría la posibilidad para maximizar el alcance de los tratamientos para las condiciones y trastornos que más aquejan a la sociedad.

Sponsor exclusivo

Uno de esos trastornos es la depresión. Trastorno que aqueja a más de 300 millones de personas alrededor del mundo y es catalogado por la OMS como uno de los trastornos más debilitantes.

Estudios previos han demostrado que las personas con depresión sufren una hiperactividad de los sistemas neuronales encargados del procesamiento emocional (amígdala), y una hiporeactividad en los sistemas responsables del control cognitivo y emocional, como lo es la corteza prefrontal.

Reducción de 42 por ciento de los síntomas depresivos

Para restablecer el funcionamiento cerebral los desarrolladores del del Icahn School of Medicine en Monte Sinaí, crearon la app Emotional Faces Memory Task (EFMT), la cual demostró resultados prometedores en su primera fase de evaluación.

La primera evaluación consistió en exponer a los participantes a observar un grupo de imágenes con rostros humanos, y luego se les preguntó si habían identificado correctamente las emociones que expresaban. Luego se les pidió que recordaran el numero de rostros que habían expresado la misma emoción. Este proceso parece sencillo, pero está diseñado especialmente para contrarrestar las anomalías del pensamiento que vemos en los pacientes con depresión –rumiación, obsesiones, concentrarse solo en lo negativo– y activar simultáneamente dos modos de procesamiento (procesamiento emocional y control cognitivo).

Al finalizar las seis semanas de seguimiento se encontró que las personas con depresión gozaban de una reducción del 42 por ciento de los síntomas depresivos, en comparación con el 15.7 por ciento del grupo control que solo tuvo que identificar imágenes de formas sencillas en vez de emociones.

Brian Iacoviello, coautor del estudio explicó: “El objetivo es el de apuntar a la anomalía del pensamiento que vemos en los pacientes con depresión –rumiación, obsesiones, enfocarse en lo negativo– y activar dos modos de procesamiento simultáneamente (procesamiento emocional y control cognitivo).

Los desarrolladores sostienen que estos resultados demuestran que la efectividad de esta terapia digital es comparable con los antidepresivos y tiene la ventaja de ser más seguro. Sin embargo, todavía falta más estudios que permitan sostener dicha afirmación.

Fuente: Psychcentral

Comparte tu opinión