Madre
isaiasbartolomeu / Pixabay

Dado que las redes sociales se han instalado en nuestras vidas, se han realizado muchas investigaciones con respecto a su efecto en nuestra conducta. En relación a las mamás primerizas por ejemplo, un estudio reciente observó que la forma en que utilizan Facebook para mostrar a su bebé podría hablar sobre su estado psicológico.

De acuerdo con los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio, las mujeres que sienten una presión social alta por ser mamás perfectas son más propensas a postear frecuentemente en las redes sociales, comparadas con sus pares.

El estudio observó a un grupo específico de madres: mujeres educadas, la mayoría de ellas casadas y con trabajos a tiempo completo. Los autores encontraron que las madres que sienten mayor presión para ser perfectas postean con más frecuencia y además reaccionan más intensamente a los likes y comentarios que reciben en las fotos de sus bebés.

Muchas mamás primerizas son activas en las redes sociales, aunque tal vez no las usen de una manera saludable, nota Sarah Schoppe-Sullivan una de las autoras principales.

“Si una madre postea en Facebook para recibir confirmación de que está haciendo un buen trabajo y no recibe todos los likes y comentarios positivos que espera, eso podría ser un problema. Podría terminar sintiéndose peor”, dice Schoppe-Sullivan.

Los científicos encontraron que las madres que posteaban más en Facebook reportaban más síntomas depresivos que otras mamás, 9 meses después del nacimiento de su bebé.

En la investigación participaron 127 madres de Ohio, a quienes se les preguntó cuán convencidas estaban de que la sociedad esperaba que fueran madres perfectas. El equipo midió la actividad en Facebook de cada participante luego del nacimiento de su bebé, notando cuán a menudo subían fotos del niño y sus respuestas a los comentario de sus amigos. Nueves meses después de haber dado a luz, los investigadores evaluaron en qué medida las participantes se identificaban con su rol de madre.

La gran mayoría de las madres (98%) utilizaba Facebook para compartir fotos del bebé en alguna medida, y la madre promedió incrementó su actividad en Facebook luego del nacimiento del infante. El equipo también encontró que aquellos que ponían una imagen del bebé como foto de perfil tendía a identificarse con el rol de madre más que las que no lo hacían.

Jill Yavorsky, coautor del estudio, explica que las madres que se sienten presionadas para ser perfectas se sienten validadas cuando recibían muchos likes, pero también tienden a sentirse mal si la reacción online no es la esperada. Para Yavorsky esto no es sorprendente, ya que ser mamá es todavía la forma más fácil de que una mujer consiga validación social; otros roles que la mujer toma no son considerados tan valiosos todavía.

Schoppe-Sullivan nota que todas las mamás del estudio tenían trabajos fuera de la casa, lo que también es una fuente de validación, y notar esto le da más relevancia a los resultados del estudio.

Si bien los investigadores nos recuerdan que seamos cuidadosos con la interpretación de los resultados, si instan a los padres a pensar en las razones por las que comparten fotos e historias sobre sus bebés en las redes sociales. Buscar validación de esta forma puede ser riesgoso.

Fuente: Medical Daily