geralt / Pixabay

¿Nunca te has preguntado por qué, aún en nuestros días donde el mundo vive pendiente de la ciencia y la tecnología, muchas personas siguen creyendo en rituales y supersticiones? No es el interés de este post hacer una crítica sobre la religión y las creencias, sino más bien desarrollar una de las  tantas teorías científicas que intentan explicar nuestra necesidad de creer.

El psicólogo Matthew Hutson  en su libro «Las 7 leyes del Pensamiento Mágico» aclara que  todavía la gente se aferra a estos pensamientos porque los hace felices, sanos y cuerdos. En una reciente entrevista con la revista Time, Hutson nos revela algunos detalles del poder de estas ideas.

¿Que es el pensamiento mágico?
La definición técnica que yo utilizo es “la atribución de propiedades mentales a fenómenos no mentales o viceversa”, tratando al mundo natural como si tuviese elementos de la mente o de la consciencia o tratar tus propios pensamientos como si tuvieran una influencia física en el mundo real.

¿Nos podría dar un ejemplo del pensamiento mágico?
Por ejemplo, creer que tus pensamientos pueden afectar directamente la realidad. Si piensas en algo seguido y luego sucede, entonces tal vez puedas sentirte un poco responsable. Puedes creer que tus pensamientos causan diferentes eventos. Otro ejemplo sería creer que ciertas cosas están destinadas a suceder por intervención de cualquier divinidad.

¿Por qué las personas son tan propensas a este tipo de creencias?
Un factor común es la tendencia a ver patrones en el mundo. A menudo vemos patrones cuando en realidad no están allí y, si vemos un patrón entre lo que está pasando dentro de nuestras cabezas y el mundo material, si un evento que tiene significado particular ocurre, las personas pueden llegar a la conclusión de que se produjo ese evento porque elegimos un camino o porque comunicamos un mensaje.

¿Acaso esta tendencia de ver patrones por cualquier parte nos ayudó a sobrevivir durante la evolución?
Es difícil decir si esta tendencia es resultado de la adaptación o un subproducto de otras tendencias cognitivas de la adaptación. Sin emrbago, existen varios beneficios como el sentido de control y el sentido del significado. Las personas tienen  muchas supersticiones como golpear una madera, cruzar los dedos o usar la remera de la suerte; estas supersticiones nos dan un ilusorio sentido de control.

¿Usted dice que estos rituales, pueden realmente ayudar?
Existe un estudio donde se le entregó a un grupo de sujetos  una pelota de golf y se les pidió  que hicieran 10 hoyos. A la mitad del grupo se les dijo que la pelota tenía buena suerte y este grupo obtuvo 35%  más de éxito en comparación con el grupo al que no se le dijo que la bola tenía buena suerte.

¿Entonces, usted está diciendo que libros como «El Secreto», que aseguran que podemos obtener lo que deseamos solo con tener pensamientos positivos (como por ejemplo, curar el cáncer) si se tiene la suficiente esperanza, están en lo correcto?
Creer en» El secreto» no está del todo mal, se puede pensar como una explicación informal. Por ejemplo, se han demostrado los efectos positivos del  optimismo y la visualización positiva. Estas te ayudan a alcanzar tus metas, si actúas de forma confiada las personas te trataran como una persona competente.
Claro, esto no cura el cáncer, pero tal vez puedas pensar más allá del cáncer. Yo diría que el pensamiento mágico, puede ser beneficioso en situaciones donde no tienes mucho control de la situación, donde tus pensamientos pueden influenciar en tu comportamiento, lo que puede influenciar en la realidad. En los casos donde los pensamientos no pueden influenciar en nada, es innecesario y te  puede llevar por peligrosos caminos.

¿Las personas utilizan el pensamiento mágico para hacerle frente al miedo de morir?
Tenemos la intuición de que la mente puede existir independientemente del cuerpo, aún si el cuerpo muere, nuestra conciencia continuará, o cuando alguien muere, puede seguir cerca de nosotros,  comunicándose o ser un fantasma y vivir con nosotros. Somos muy atentos para pensar en las mentes. Somos muy sociales, por eso siempre estamos pensando acerca de lo que los otros piensan. Tiene sentido detectar las mentes en nuestro medio, de esa forma podemos colaborar con otras personas o animales, o podemos evitar o predecir que es lo que va a sucer en nuestro alrededor. Estamos sesgados a ver la mente aún cuando no hay nada ahí. Por lo que, si tu computadora se congela, puedes pensar que esto lo hizo intencionalmente y esta tratanto de sabotearte, y esto te llevará a enojarte y tal vez gritar. Si algo pasa  y esto tiene un significado personal, tal vez puedes tomarte el crédito o culpar a alguien o algo. Si no hay alguna persona o animal cerca tuyo, tal vez supongas que existe una fuerza intencional en el universo que esta intentando afectar tu vida.

Artículo relacionado:  (PDF) Guía práctica para el manejo de los trastornos de la memoria y las demencias

Algunos investigadores dicen  que esto explica la creencia en Dios.
Si, hay cierto sentido del poder, mente o agente que controla las cosas del mundo en gran o pequeña escala; cuando no puedes culpar a otra persona, puedes construir toda una mitología. La religión toma nuestros instintos naturales para atribuirlos a eventos, construye historias y mitos sobre un hombre de barba en el cielo o tres espíritus o lo que fuera.

¿Por qué estamos inclinados a creer en la fé?
Tenemos el deseo de controlar nuestro entorno, directamente o prediciendo lo  que va a suceder, o viendo de alguna forma los patrones para informarnos  sobre nuestra propia conducta. Un tipo de patrón que utilizamos es reconocer las acciones de otros agentes o personas y entenderlos muy bien. Las personas pueden predecir muy a menudo lo que otros van a hacer. Fe o destino, son formas de describir el sentido de las cosas en nuestra vida. Existe también una fuerte inclinación a ver al mundo justo y ver a las personas recibir lo que se merecen según su fe.El sentido del carma o de la inminente justicia es un ejemplo del pensamiento mágico. Si haces algo bueno, cosas buenas te pasarán, la justicia del universo te recompensará; estamos motivados a creer eso porque nos hace sentir bien sobre el mundo, si cosas buenas le suceden a las personas buenas y  cosas malas le pasan a las malas personas.Nosotros también aprendemos a través de nuestro entorno social, las cosas cosas buenas tienden a pasarle más frecuentemente a la gente buena, porque si eres una buena persona entonces las personas son buenas contigo. Es ahí donde esta el mecanismo de aprendizaje y lo aplicamos más allá de las cosas que suceden en nuestro mundo social.

Pero cosas terribles tambień le suceden a la gente buena
Si, esto sucede porque intentamos hacernos sentir bien, viendo estas cosas no tan terribles como en realidad son, esta “buena persona» no era tan buena pensamos. Culpamos a las víctimas porque es muy perturbador  pensar que las cosas horribles también les pasan a las personas buenas, por eso intentamos racionalizar cada situación.

«las ilusiones pueden ser positivas, no siempre es lo mejor
tener una imagen completamente clara
acerca del mundo».
Hutson

*Puedes activar los subtitulo en español directamente desde Youtube

¿Podemos utilizar el pensamiento mágico deliberadamente para nuestra ventaja?
Una lección que podemos aprender del estudio de la pelota de golf es que nuestro rendimiento mejora significativamente si creemos que tenemos buena suerte. Los investigadores que dirigieron el experimento también evaluaron a personas que tenían amuletos de la suerte y encontraron que éstos obtuvieron mejores resultados en los test cognitivos. Cuando te  sientes ansiosos tal vez puedes ganar seguridad si haces un pequeño ritual (como llevar un amuleto). Así mismo, si algo terrible sucede y tú lo ves de alguna forma como destinado a suceder, te puede ayudar a afrontar el trauma y crecer. Si encuentras los beneficios o el lado bueno del problema, esto te da  un sentido de significado y propósito

¿Qué fué lo más sorprendente que aprendiste, mientras hacías la investigación para este libro?
Me hice ateo cuando tenía alrededor de 10 años. Era bien estridente y denunciaba a la religión y a la superstición en todas sus formas. Pensé que debíamos aspirar a la lógica racional en todas las ramas. Pero esta investigación, resalta realmente lo irracionales que somos y cuán profundamente arraigado está el pensamiento mágico en nuestros ser, incluso en un completo escéptico como yo. Todavía tenemos la tendencia a creer en cosas como fantasmas, y percepción extrasensorial. Pero esto no es del todo malo, las ilusiones pueden ser positivas, no siempre es lo mejor tener una imagen completamente clara acerca del mundo.

Existen estudios que muestran que las personas depresivas, tienen una mirada más acertada de la realidad.
Existen investigaciones que sugieren un fenómeno llamado realismo depresivo, y la idea es que las personas depresivas tienen una mirada más realista acerca del mundo que las personas sanas. Parece que ser un poco confiado y un poco optimista es parte de nuestra salud mental.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.