marihuana, migrañas
Imagen: Nature Sunshine

La migraña es una de las condiciones más desesperantes que existe. Sientes que tu cerebro va a explotar. La luz, el ruido, el movimiento son insoportables. No sabes qué hacer para que el dolor disminuya y sólo puedes esperar inmóvil a que el dolor pase.

Los tratamientos actuales no son muy eficaces y como mucho ofrecen una ayuda paleativa. Para disminuir la frecuencia de los ataques, un grupo de científicos evaluó el efecto del consumo de la marihuana sobre la migraña y encontró una importante disminución de la frecuencia de los ataques después de consumir marihuana médica. Sus resultados están en la revista Pharmacotherapy.

En total participaron 121 sujetos que estaban diagnósticados con migraña y que recibieron por 5 años tratamiento con marihuana. Terminado ese tiempo se compararon los datos y se halló que la frecuencia de los ataques disminuyó de 10.4 a 4.6 migrañas por mes, la cual se considera una disminución estadísticamente significativa. De todos los pacientes, 15 personas reportaron el mismo número de ataques de migraña por mes y sólo 3 reportaron incremento de las migrañas.

Artículo relacionado:
El buen ánimo contribuye con el desempeño cognitivo

No todos consumían de igual manera la marihuana. La mayoría la fumaba para reducir la intensidad de los ataques y otros la consumían en brownies y otras formas comestibles para prevenir las migrañas, porque comestible toma más tiempo en hacer efecto.

Todavía no se sabe cuáles son mecanismos químicos por los cuales la marihuana reduce la frecuencia de las migrañas. Los científicos creen que los receptores cannabinoides – que están en los tejidos conectivos del cerebro y del sistema inmune – tienen propiedades antiflamatorias y reductoras del dolor. Así también se hipotetiza que la marihuana afecta a la serotonina, un neurotrasmisor que juega un rol importante en los ataques de migrañas.

Artículo relacionado:
El amamantamiento promueve un mejor desarrollo cerebral en el bebé

La marihuana como cualquier otra droga tiene efectos potencialmente beneficiosos como nocivos. Por eso es importante que sólo sea administrada bajo una rigurosa administración médica y que los pacientes estén completamente informados de los nocivos efectos secundarios.

Los científicos terminan diciendo que hubo distintos controles metodológicos que no pudieron completar a causa de las limitaciones impuestas por las leyes antidrogas de Estados Unidos como: administración aleatoria de la marihuana, administración de la dosis, control del efecto placebo, etc. Quizás en un futuro se puedan desarrollar otros estudios más controlados en otros países con leyes más flexibles. La investigación en relación a la marihuana y la migraña recién empieza.

Fuente: Psypost