Se cree que estar al tanto de un estereotipo negativo hace que las personas estén más ansiosas, más conscientes de sí mismas y sean menos capaces de suprimir los pensamientos negativos, cuestiones que finalmente obstaculizan su capacidad para realizar la tarea en cuestión. De acuerdo con los datos de 160.000 jugadores de ajedrez clasificados y más de 5 millones de partidas de ajedrez, las mujeres que juegan contra hombres se desempeñan mejor de lo esperado. Las jugadoras no se ven afectadas por los estereotipos negativos sobre las habilidades de las mujeres durante las competiciones de ajedrez, en contraste con investigaciones anteriores sobre el fenómeno de la “amenaza de estereotipos” que han sugerido que la conciencia de los estereotipos negativos puede obstaculizar el rendimiento de las mujeres (Stafford, s. f.).

“Estos hallazgos muestran que incluso los fenómenos psicológicos famosos pueden no estar presentes todo el tiempo. Otros factores además de la amenaza de estereotipo parecen ser más importantes para determinar el rendimiento en torneos de ajedrez de hombres y mujeres,” dice el Tom Stafford, psicólogo científico de la Universidad de Sheffield y autor del estudio.

Sponsor exclusivo:

“Observar una muestra tan grande del mundo real nos da mucha confianza en que nuestros números son confiables,” agrega Stafford.

Debido a que las mujeres están notablemente subrepresentadas en el mundo del ajedrez competitivo, la amenaza de estereotipo puede ser especialmente relevante para las jugadoras de ajedrez. Experimentos previos han proporcionado alguna evidencia de la amenaza de estereotipo en el ajedrez, lo que sugiere que las mujeres tenían menos probabilidades de ganar una partida cuando creían que estaban jugando contra un oponente masculino.

Artículo relacionado:
Importancia del vínculo afectivo del apego

De los datos analizados se desprende que, en general, los hombres tenían una calificación FIDE promedio ligeramente más alta que las mujeres. Pero los resultados del juego indicaron que las mujeres ganaban partidos contra los hombres con más frecuencia de lo que se hubiera predicho dada la calificación de cada jugador. Este patrón se mantuvo en todo el rango de diferencias de calificación.

En otras palabras, las mujeres superaron las expectativas cuando su oponente era un hombre en comparación con cuando jugaron contra otras mujeres, un hallazgo que va en contra del efecto negativo que uno esperaría como resultado de la amenaza del estereotipo. Pero el autor del estudio es cauto en advertir que cualquier conclusión se limita al contexto del torneo de ajedrez y los jugadores calificados.

Referencia bibliográfica:

Stafford, T. (s. f.). Female chess players outperform expectations when playing men. https://doi.org/10.31234/osf.io/bpy3t

Fuente: Psychological Science

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.