Importante: Este estudio es una impresión previa que aún no ha estado sujeta a revisión por pares y la versión final publicada puede diferir de la versión en la que se basó este informe.

¿Qué es el “efecto de la verdad ilusoria? A las personas nos resulta más sencillo procesar información que hemos encontrado con anterioridad otras veces. Esto crea una sensación de fluidez que luego (mal)interpretamos como una señal de que el contenido es verdadero. Y de hecho, los políticos han explotado este truco durante mucho tiempo: repite una declaración falsa con la frecuencia suficiente y la gente comenzará a creer que es verdad. 

El asunto es que según una preimpresión cargada recientemente en PsyArXiv, el investigador Jonas De keersmaecker de la Universidad de Ghent y sus colaboradores, encontraron que las diferencias individuales en la cognición no tenían relación con la fuerza del efecto de la verdad ilusoria (De keersmaecker et al., 2019). ¿A qué nos referimos? Este equipo quiso saber si la capacidad cognitiva o inteligencia; la necesidad de cierre cognitivo (es decir, el deseo de evitar la ambigüedad); y estilo cognitivo (ya sea que alguien piense de manera rápida e intuitiva o adopte un enfoque más lento y analítico), podrían determinar qué tan propensa es una persona al efecto de la verdad ilusoria. 

Se enfocaron en estos aspectos ya que son conocidos por influir en la forma en que las personas emitimos juicios. Por ejemplo, una persona que confía más en la intuición y desea respuestas duras y rápidas podría ser más propensa a utilizar el hecho de que la información se ha repetido como una señal de su veracidad.

En seis experimentos que involucraron entre 199 y 336 participantes, el equipo midió el efecto de la verdad ilusoria y aprovecharon para prestar especial atención a estos aspectos de la cognición. Los métodos exactos variaron para cada estudio pero, en general, los participantes primero leyeron una combinación de afirmaciones verdaderas y falsas, luego completaron varias pruebas cognitivas y encuestas, y finalmente volvieron a leer y juzgaron como verdaderas o falsas las afirmaciones de la trivia anterior, así como otras nuevas entremezcladas con las primeras. Un séptimo estudio fue similar pero involucró titulares políticos falsos y reales (el desafío final de los participantes en este caso fue juzgar cuáles eran reales y cuáles se inventaron).

Estamos predispuestos a creer información repetida independientemente de nuestro perfil cognitivo particular

Los investigadores encontraron el efecto de la verdad ilusoria en los siete estudios: los participantes tenían más probabilidades de calificar las afirmaciones y los titulares de la trivia como verdaderos/reales si los habían visto con anterioridad. Se destacó el hecho de que la fuerza de este efecto no varió de acuerdo con la capacidad o el estilo cognitivo de los participantes, o la necesidad de cierre. (Un par de estudios encontraron algunas pequeñas asociaciones significativas, pero desaparecieron cuando los investigadores integraron todos los datos).

Estos resultados sugieren que todos estamos predispuestos a creer información repetida independientemente de nuestro perfil cognitivo particular. Y si bien eso podría hacernos a todos susceptibles a la publicidad y la fabricación de políticos deshonestos, los investigadores tienen una visión más optimista: «Estos hallazgos novedosos están en línea con la afirmación de que el procesamiento de la fluidez no es un sesgo y un defecto del juicio en el individuo, sino más bien un indicio de la verdad que es universal y epistemológicamente justificada en la mayoría de los contextos», escriben. En otras palabras, no es que haya un subgrupo tonto de personas que sean más vulnerables al efecto de la «verdad ilusoria», sino que es un sesgo ventajoso y universal que surge porque la mayor parte del tiempo la repetición en realidad es una señal confiable de que algo es verdad. Por ejemplo, una declaración que se repite a menudo puede ser respaldada por más personas, lo que podría ser un indicio útil de su veracidad.

Las personas con enfermedad de Alzheimer parecen mostrar un efecto menos intenso

Pero eso no significa que no hayan diferencias individuales relacionadas con el efecto de la verdad ilusoria que todavía no han sido descubiertas, agrega el equipo. Las personas con enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, parecen mostrar un efecto menos intenso, lo que sugiere que ciertos aspectos fundamentales de la memoria y la cognición pueden ser necesarios para respaldar el efecto. 

Con una mayor disposición para publicar resultados nulos como éste, y no solo dejarlos en el archivador, los investigadores deberían poder construir una imagen mucho más completa del efecto de la verdad ilusoria y otros sesgos cognitivos.

Referencia del estudio:

Artículo relacionado:
Pfizer no reportó que uno de sus medicamentos para la artritis reumatoide podría prevenir el Alzheimer

De keersmaecker, J., Dunning, D. A., Pennycook, G., Rand, D. G., Sanchez, C., Unkelbach, C., & Roets, A. (2019). Investigating the robustness of the illusory truth effect across individual differences in cognitive ability, need for cognitive closure, and cognitive style. https://doi.org/10.31234/osf.io/n7bze

Fuente: The British Psychological Society

Artículos recomendados:

Artículo relacionado:
Inventan dispositivo capaz de controlar circuitos neuronales a través de un smartphone

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.