Durante el último año hemos visto mucho en los distintos medios sobre las impresoras 3D. Esos artefactos son capaces de imprimir, en períodos relativamente cortos de tiempo, toda clase de objetos que van desde artículos de decoración para el hogar, hasta armas y ahora también cráneos humanos.

Sí, así como lo lees. Los científicos del Centro Médico Universitario de Utrecht afirman haber logrado la primera intervención exitosa de un cráneo humano en un paciente.

Se trata de una mujer holandesa de 22 años que padece de una enfermedad ósea crónica que estaba aumentado el grosor de su  cráneo de 1,5 cm a 5 cm, lo que provocaría insoportables  dolores de cabeza y reduciría su visión,  por lo que se tuvo que remover la parte superior de su cráneo y reemplazarlo con un implante de la impresora 3D.

skull3

La operación, que fue dirigida por el Dr. Bon Verweij, tuvo una duración de 23 horas. El espesor del cráneo era tal, que era determinante realizar la cirugía, ya que el aumento del grosor del cráneo causaría daño cerebral grave o la muerte en un futuro próximo.

«Era sólo cuestión de tiempo antes de que las funciones cerebrales críticas fueran comprometidas y ella iba a morir «, dijo el Dr. Verweij . Una cirugía mayor era inevitable, pero antes de la técnica de impresión 3D, no había un tratamiento ideal y efectivo.

Artículo relacionado:  Efectos de la estimulación eléctrica cerebral en las habilidades cognitivas

Este implante fue hecho específicamente para esta paciente utilizando un plástico de alta durabilidad. Desde que fue operada, ella ha mejorado su vista, está libre de síntomas y volverá a trabajar. Resulta interesante que no se sabe si el plástico deba ser sustituido en una fecha posterior o si va a durar toda la vida.

«Es casi imposible ver que ella ha tenido una cirugía»

El cirujano principal tiene experiencia previa con reconstrucciones en cráneos 3D, pero implantar uno tan grande como este nunca se había logrado antes. «Es casi imposible ver que ella ha tenido una cirugía», dijo el Dr. Verweij en la declaración oficial de la universidad.

Se  espera que la técnica de implantes 3D también se puede utilizar en pacientes con otros trastornos óseos o reparar los cráneos gravemente dañados después de un accidente o un tumor.

La operación se llevó a cabo hace tres meses, pero el hospital no ha hecho públicos los detalles de la cirugía.

David Aparicio contribuyó en la publicación de esta noticia. 

Fuente: Wired
Imágenes: UMC Utrecht

Andrés Díaz
Estudiante de psicología y escritor en psyciencia interesado en la psicología y neurociencias