Investigadores están proponiendo nuevas estrategias de tratamiento que podrían ayudar a prevenir el abuso de opioides y otras sustancias. Científicos en comportamiento de salud, neurociencia, manejo del dolor y adicción describen avances en la ciencia del cerebro que pueden explicar la vulnerabilidad de un individuo al abuso y dependencia de sustancias (Bechara, A., et al., 2019).

“La adicción es una enfermedad de la toma de decisiones; la mayoría de las personas tienen mecanismos cerebrales intactos para la toma de decisiones que los mantienen resistentes a sucumbir a una adicción,” explica Antoine Bechara, autor principal del informe y psicólogo científico de la Universidad del Sur de California. “Pero un pequeño porcentaje tiene una debilidad en este mecanismo y se vuelven más vulnerables. El avance en la ciencia puede ayudar a identificar quiénes son esos individuos antes de exponerlos a medicamentos que tienen un potencial adictivo. La ciencia también puede ayudar a comprender cómo podemos tratar a las personas afectadas.”

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

Su investigación examina varios hallazgos y teorías neurocientíficas sobre el comportamiento del uso de drogas. Resume el papel de las vías cerebrales involucradas en el dolor, el placer, la toma de decisiones, el deseo y la adicción. Estas incluyen características neurobiológicas individuales que pueden afectar el autocontrol, la búsqueda de recompensas y la toma de decisiones. La investigación sobre estos mecanismos, dicen los autores, está generando nuevas intervenciones para la adicción. Los médicos están probando enfoques de entrenamiento cognitivo diseñados para moderar la búsqueda impulsiva de recompensas de un paciente. Los científicos también están probando el uso de la estimulación cerebral no invasiva para reducir los impulsos y el ansia de drogas.

Los autores dicen que se vieron obligados a escribir el artículo debido al aumento de los trastornos adictivos, particularmente los opioides que se recetan para el dolor agudo y crónico. Señalan que los estudios que examinan los mecanismos cerebrales subyacentes a los efectos analgésicos de los opioides se han realizado en gran medida con participantes sanos expuestos al dolor en entornos de laboratorio. Solicitan más investigación que involucre a personas que experimentan dolor crónico para comprender mejor la respuesta neurológica a los opioides.

Artículo relacionado:
(PDF) Guía para la elaboración de un plan local de prevención de drogodependencias

Trevor W. Robbins, profesor de neurociencia cognitiva en la Universidad de Cambridge, está de acuerdo en que se necesitan estudios neuroconductual para investigar los mecanismos subyacentes del abuso de drogas y lo considera particularmente oportuno en el contexto de epidemia de abuso de opioides. Robbins señala algunos aspectos del informe que él cree que necesitan aclaración, como los estímulos ambientales y los diferentes factores predisponentes para diferentes medicamentos. Sugiere que, además de las intervenciones sugeridas por Bechara y sus colegas, un procedimiento neuroquirúrgico llamado estimulación cerebral profunda puede ser un tratamiento viable para la adicción.

Referencias bibliográficas:

Bechara, A., Berridge, K. C., Bickel, W. K., Morón, J. A., Williams, S. B., Stein, J. S. (2019). A Neurobehavioral Approach to Addiction: Implications for the Opioid Epidemic and the Psychology of Addiction. Association for Psychological Science. Psychological Science in the Public Interest, 20(2), 96-127. https://doi.org/10.1177/1529100619860513

Fuente: Psychological Science

Artículos recomendados:

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.