geralt / Pixabay

Cualquiera pensaría que tener sobrepeso u obesidad no tiene nada de positivo ya que no hay estudios que describan los beneficios de ser obeso, pero un estudio publicado por la revista médica The Lancet Diabetes and Endocrinology podría ser el primero en encontrarle beneficios a esta condición, sugiriendo que las personas con obesidad mórbida (IMC superior a 40) tienen un 29% menos de riesgo de presentar demencia que las de peso normal.

Este estudio de tipo retrospectivo, basado en los informes médicos de 1.958.191 personas procedentes del Reino Unido desde el año 1992 hasta el 2007, incluyó a personas de 40 años o mayores. Se excluyó a personas con un historial previo de demencia. Además, se ajustaron los resultados para tener en cuenta otros factores de riesgo de demencia (como el alcohol o el tabaco).

Sponsor exclusivo:

Se encontró que las personas de entre 40 y 55 años, delgadas, tienen un 34% más riesgo de desarrollar demencias en el futuro, si se las compara con las que tienen un peso normal.

Artículo relacionado:
Un nuevo analgésico que es tan potente como la morfina pero que no crea adicción

Estos resultados sirvieron para que los investigadores pudieran establecer un vínculo entre el aumento del IMC y la reducción progresiva del riesgo de sufrir demencia, incluyendo a las personas obesas o con sobrepeso.

El doctor Nawab Qizilbash, epidemiólogo y coordinador del estudio, reconoce que es incapaz, actualmente, de explicar los resultados.

“Numerosos factores como el régimen alimentario, la actividad física, la fragilidad, los factores genéticos o las modificaciones de peso relacionadas con otras patologías podrían influir”, dice el doctor.

Estos hallazgos son preliminares, así que tomalos con pinzas, no estamos diciendo que debes subir de peso para prevenir el alzheimer.

Fuente: El País

Andrés Díaz
Estudiante de psicología y escritor en psyciencia interesado en la psicología y neurociencias