A pesar de su boyante expansión, la psicología sigue boyante también en el sentido de flotante sin un referente claro de ciencia de qué. La fragmentación sigue siendo el paisaje más llamativo de la psicología. Su concepción más socorrida como ciencia de la mente y la conducta aboca a más problemas que resuelve, entre ellos el dualismo que se creía superar. Por su parte, la neurociencia cognitiva, lejos de suponer una salida, parece ella misma una fábrica de explicaciones dualistas con su personificación del cerebro atribuyéndole las funciones psicológicas.

Como alternativa, se presentan cinco concepciones no dualistas ni cerebrocéntricas de la psicología actual, como muestra de que el dualismo y el cerebrocentrismo no son inevitables. Frente a la pluralidad de enfoques, se propone una concepción transteórica de la psicología como ciencia del sujeto y el comportamiento, más allá de la mente y el cerebro.

Descarga el artículo completo en formato PDF.

Autor: Marino Pérez-Álvarez, Universidad de Oviedo
Fuente: Papeles del psicólogo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.