La aparición de alteraciones neuropsicológicas de origen tardío en pacientes con deterioro cognitivo supone un factor de malestar y tensión para sus familiares, cuidadores y personal asistencial, sobre todo por los cambios de comportamiento del paciente y su difícil tratamiento.

Aunque aumenta el interés por el estudio de estos casos, la diversidad de
métodos utilizados, la carencia de una definición de psicosis tardía y la inexistencia de una clasificación concreta y fiable de los trastornos psicóticos de la vejez imposibilitan la formalización de un cuadro epidemiológico claro del fenómeno. Es
necesario diseñar y consensuar estrategias que permitan el diagnóstico diferencial de procesos demenciales y síntomas psicóticos con otras psicopatologías asociadas al envejecimiento. Actualmente, los antipsicóticos atípicos son el tratamiento
farmacológico de elección, sin despreciar las conductas terapéuticas no farmacológicas, adecuadas a cado caso, con el objetivo de recuperar la función mental y la rápida integración familiar y social del paciente anciano.

[like-to-dl theme=»orange» url=»http://www.psyciencia.com/wp-content/uploads/2013/03/PSICOINICIOTARDIO.pdf» like_url=»https://www.facebook.com/PsyCiencia» message=»Haz click en el botón «Me gusta» para descargar el PDF completo. Si ya lo habias hecho anteriormente, entonces, haz click en la «X» y vuelve a dar «Me gusta»»]

Artículo relacionado:
El autismo, el trastorno obsesivo compulsivo y el TDAH, compartirían marcadores cerebrales

Imagen:  Dominic’s pics en Flickr

Sponsor Exclusivo: Grupo Sinapsis

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.