Todos hemos escuchado la frase “revisión por pares” para dar crédito a investigaciones y trabajos académicos, pero ¿qué significa realmente? ¿Cómo funciona?

La revisión por pares es uno de los estándares de oro de la ciencia. Es un proceso donde los científicos (“pares”) evalúan la calidad del trabajo de otros científicos. Al hacer esto, tienen como objetivo garantizar que el trabajo sea riguroso, coherente, utilice la investigación pasada y aumente lo que ya sabíamos.

La mayoría de las revistas científicas, conferencias y solicitudes de becas tienen algún tipo de sistema de revisión por pares. En la mayoría de los casos se trata de una revisión por pares “doble ciego”. Esto significa que los evaluadores no conocen al (los) autor (es), y el (los) autor (es) no conocen la identidad de los evaluadores. La intención detrás de este sistema es asegurar que la evaluación no esté sesgada.

Cuanto más prestigiosa sea la revista, la conferencia o la subvención, más exigente será el proceso de revisión y más probable será el rechazo. Este prestigio es la razón por la cual estos documentos tienden a ser más leídos y más citados.

El proceso en de la revisión de pares

El proceso de revisión por pares para revistas involucra al menos tres etapas.

1. La etapa de evaluación de escritorio

Los papers que llegan a las revistas científicas son enviados al editor jefe o al editor asociado con experiencia relevante para que realicen una evaluación inicial.

En esta etapa, cualquiera puede “rechazar” el paper: es decir, rechazar el paper sin enviarlo a los evaluadores ciegos. En general, los artículos se rechazan si el documento no se ajusta al alcance de la revista o si hay un defecto fundamental que lo hace inadecuado para la publicación.

La intención detrás de este sistema es asegurar que la evaluación no esté sesgada

En este caso, los editores que rechazan pueden escribir una carta que resuma sus inquietudes. Algunas revistas, como el British Medical Journal, rechazan hasta dos tercios o más de los artículos.

2. La revisión ciega

Si el equipo editorial juzga que no hay defectos fundamentales, lo envían para su revisión a los revisores ciegos. El número de revisores depende del campo: en finanzas puede haber solo un revisor, mientras que las revistas en otros campos de las ciencias sociales pueden solicitar hasta cuatro revisores. Esos revisores son seleccionados por el editor en base a su conocimiento experto y su ausencia de un vínculo con los autores.

Los revisores decidirán si rechazan el documento, lo aceptan tal como está (lo que rara vez sucede) o piden que se revise el documento. Esto significa que el autor necesita cambiar el documento de acuerdo con las inquietudes de los revisores.

Algunas revistas, como el British Medical Journal , rechazan hasta dos tercios o más de los artículos

Por lo general, las revisiones abordan la validez y el rigor del método empírico, y la importancia y originalidad de los hallazgos (lo que se denomina la “contribución” a la literatura existente). El editor recopila esos comentarios, los evalúa, toma una decisión y escribe una carta que resume los comentarios de los revisores y sus propias preocupaciones.

Por lo tanto, puede suceder que a pesar de la hostilidad de los revisores, el editor podría ofrecer al journal una ronda de revisión posterior. En las mejores revistas de ciencias sociales, entre el 10% y el 20% de los artículos se ofrece una revisión y reenvío después de la primera ronda.

3. Las revisiones – si tienes suerte

Si el documento no ha sido rechazado después de esta primera ronda de revisión, se devuelve al autor (es) para una revisión. El proceso se repite tantas veces como sea necesario para que el editor alcance un punto de consenso sobre si aceptar o rechazar el documento. En algunos casos esto puede durar varios años.

Artículo recomendado:  Cómo afecta la edad a la capacidad de tomar decisiones

En última instancia, menos del 10% de los artículos enviados se aceptan en las mejores revistas de ciencias sociales. La reconocida revista Nature publica alrededor del 7% de los trabajos presentados.

Fortalezas y debilidades del proceso de revisión por pares

El proceso de revisión por pares se considera el estándar de oro en la ciencia porque garantiza el rigor, la novedad y la consistencia de los resultados académicos. Normalmente, a través de rondas de revisión, se eliminan las ideas defectuosas y se fortalecen y mejoran las buenas ideas. La revisión por pares también asegura que la ciencia sea relativamente independiente.

Las revisiones abordan la validez y el rigor del método empírico, y la importancia y originalidad de los hallazgos

Debido a que las ideas científicas son juzgadas por otros científicos, el criterio crucial son los estándares científicos. Si otras personas de fuera del campo participaron en la evaluación de ideas, otros criterios, como la ganancia política o económica, podrían usarse para seleccionar ideas. La revisión por pares también se considera una forma crucial de eliminar personalidades y prejuicios del proceso de juzgar el conocimiento.

A pesar de las fortalezas indudables, el proceso de revisión por pares tal como lo conocemos ha sido criticado. Implica una serie de interacciones sociales que pueden crear sesgos; por ejemplo, los revisores pueden identificar a los autores si se encuentran en el mismo campo y los rechazos de los escritorios no son ciegos.

También podría favorecer la investigación incremental (agregada a la investigación pasada) en lugar de la investigación innovadora (nueva). Finalmente, los revisores son humanos después de todo y pueden cometer errores, malinterpretar elementos o perder errores.

¿Hay alguna alternativa?

Los defensores del sistema de revisión por pares dicen que aunque hay fallas, todavía no hemos encontrado un mejor sistema para evaluar la investigación. Sin embargo, se han introducido varias innovaciones en el sistema de revisión académica para mejorar su objetividad y eficiencia.

Algunas nuevas revistas de acceso abierto (como PLOS ONE) publican artículos con muy poca evaluación (verifican que el trabajo no tenga fallas metodológicas). El foco está en el sistema de revisión por pares posterior a la publicación: todos los lectores pueden comentar y criticar el artículo.

Los revisores son humanos después de todo y pueden cometer errores, malinterpretar elementos o perder errores

Algunas revistas como Nature, han hecho pública parte del proceso de revisión (revisión “abierta”), ofreciendo un sistema híbrido en el que la revisión por pares desempeña un papel de guardianes de portones primarios, pero la comunidad pública de académicos juzga en paralelo (o posteriormente en algunas otras revistas) el valor de la investigación.

Otra idea es tener un conjunto de revisores que califiquen el documento cada vez que se revise. En este caso, los autores podrán elegir si desean invertir más tiempo en una revisión para obtener una mejor calificación y obtener un reconocimiento público de su trabajo.

Artículo escrito por: Andre Spicer, profesor de conducta organizacional en la Universidad de Londres y Thomas Roulet, investigador de la Universidad de Oxford. 

Artículo publicado en The Conversation y cedido para su publicación en Psyciencia.com

The Conversation

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.