La propia sexualidad puede experimentarse de manera individual o ser compartida con otros. Histórica y culturalmente se han sostenido muchas creencias falsas en torno a la sexualidad que pueden limitarla imponiendo vergüenzas, tabúes, o simplemente propagando información equivocada. El consentimiento y la atracción juegan un rol fundamental, aunque no son los únicos factores que confluyen a la vivencia satisfactoria de la actividad sexual.

En un estudio se encuestó a más de 38.000 hombres y mujeres, que vivieron juntos en relaciones heterosexuales durante al menos tres años, sobre sus niveles de satisfacción sexual y los comportamientos más asociados con su satisfacción. Si bien la mayoría de los participantes informaron que estaban sexualmente satisfechos durante sus primeros seis meses viviendo juntos, solo el 55 por ciento de las mujeres y el 43 por ciento de los hombres informaron sentirse sexualmente satisfechos en el momento de la encuesta. En cuanto a los restantes: el 27% de las mujeres y el 41%de los hombres estaban insatisfechos, mientras que el 18% de las mujeres y el 16% de los hombres se sentían neutrales sobre su vida sexual.

Los participantes completaron un cuestionario que incluía escalas para calificar su nivel de pasión en comparación con el momento en que comenzaron a tener relaciones sexuales, y preguntas sobre la frecuencia sexual, la consistencia del orgasmo, la frecuencia del sexo oral y la variedad sexual. Cuando se trataba de variedad sexual, se les preguntó sobre las actividades que incorporaron en sus vidas sexuales para mejorarlas, como usar un vibrador o un juguete sexual juntos, usar ropa interior sexy, tener contacto sexual en un lugar público, probar la estimulación anal, probar S&M leve como atarse o nalgadas e invitar a una tercera persona a unirse a ellos.

Según los resultados, aquellos que tuvieron relaciones sexuales con mayor frecuencia y de manera constante disfrutaron de orgasmos, aquellos que recibieron más sexo oral y aquellos cuyas vidas sexuales fueron condimentadas con variedad informaron sentirse más satisfechos. Preparar el ambiente y la comunicación sexual también contribuyeron a altos niveles de satisfacción. (Frederick, Lever, Gillespie, & Garcia, 2017)

Otro estudio (Gillespie, 2017) se centró en la vida sexual de hombres y mujeres específicamente entre las edades de 50 a 80, y arrojó resultados similares. No solo muchas personas mayores tienen una vida sexual activa, sino que quienes lo hacen pueden ser física y mentalmente más saludables que quienes no lo hacen, informan los investigadores. Aunque es posible que no tengan relaciones sexuales con tanta frecuencia debido a problemas médicos o biológicos, o que no se sientan tan sexualmente satisfechos como cuando eran más jóvenes, aquellos adultos mayores que pudieron comunicar sus necesidades a sus parejas y a aquellas parejas que introdujeron la mayor variedad en sus vidas sexuales, según los informes, tuvieron relaciones sexuales con más frecuencia y se sintieron más satisfechos. La sincronicidad en el deseo y las actividades sexuales se relacionó con una vida sexual de alta frecuencia y muy satisfactoria en la edad adulta.

Otro estudio (Schmiedeberg & Schröder, 2016) sugiere que la pasión por el otro simplemente disminuye con el crecimiento de la relación, pero que hay otros factores complejos adicionales que pueden jugar un rol en todo esto.

Artículo relacionado:
¿Usted lo ve normal? cómo evitar posicionarse en terapia de pareja

En resumen, los estudios informan que el solo hecho de mantener relaciones sexuales con frecuencia no es garantía de satisfacción, a cualquier edad. Y acuerdan en que para lograr mayor satisfacción existen varios factores propiciantes:

  • La comunicación sincera y directa entre parejas, hablar de intereses sexuales, deseos, gustos, disgustos, elogiarse unos a otros y, en algunos casos, lidiar bien con críticas leves.
  • Ajuste del estado de ánimo, como comenzar con una conversación sexual y tener sentido del humor sobre las cosas que suceden durante el sexo.
  • Actividad sexual variada, como cambiar de posición y, en general, ser más creativo con respecto al sexo.

Referencias de los estudios:

Frederick, D. A., Lever, J., Gillespie, B. J., & Garcia, J. R. (2017). What keeps passion alive? Sexual satisfaction is associated with sexual communication, mood setting, sexual variety, oral sex, orgasm, and sex frequency in a national US study. Journal of sex research, 54(2), 186-201. Recuperado de https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00224499.2015.1137854

Gillespie, B. J. (2017). Correlates of Sex Frequency and Sexual Satisfaction Among Partnered Older Adults. Journal of Sex & Marital Therapy, 43(5), 403-423. https://doi.org/10.1080/0092623X.2016.1176608

Schmiedeberg, C., & Schröder, J. (2016). Does Sexual Satisfaction Change With Relationship Duration? Archives of sexual behavior, 45(1), 99-107. https://doi.org/10.1007/s10508-015-0587-0

Fuente: Psychology Today

Artículos recomendados:

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.