El diario La Nación (Argentina) publicó en su página web una nota muy interesante basada en las investigaciones de Laurence Marks y John Forrester (estudiosos de la obra de Freud) en la que se detalla que en 1895 Sigmund Freud recomendó que Adolf Hitler, quien en aquel entonces tenía 6 años de edad, fuera internado en un instituto de salud mental.

 El padre del niño, Alois, rechazó el consejo de Freud

Todo esto comenzó cuando el médico de la familia Hitler, el doctor Eduard Bloch, le consultara a Freud qué hacer con el pequeño Adolf, quien sufría de frecuentes pesadillas caracterizadas por caídas hacia abismos profundos y negros como la noche y persecuciones en las que era capturado y azotado hasta desear la muerte; esto era acompañado de conductas inapropiadas.

Artículo relacionado:
El rasgo fisiológico que se relacionó fuertemente con la conducta violenta en hombres y mujeres

Sin embargo, el padre del niño, Alois, rechazó el consejo de Freud. Según Marks, lo decidió así para evitar cualquier examen médico que evidenciara el maltrato psicológico y físico que sufría su hijo Adolf.

En su investigación Marks relata: «Le gustaba humillar a su hijo. En una muestra de rebelión, Adolf, entonces de seis años, trató de escapar de su casa durante la noche, saltando por una ventana. Se desvistió para salir con menos ruido, pero quedó enganchado. Su padre lo oyó y lo trajo al resto de la familia para que se rieran de él. Adolf lloró durante tres días.»

«Adolf lloró durante tres días.»

Luego de publicados estos descubrimientos, Marks y un grupo de escritores realizaron una obra de teatro llamada: Dr Freud Will See you Now, Mr Hitler (El Dr. Freud lo verá ahora, Sr. Hitler); en la misma exploran qué podría haber pasado si Klara, la mamá de Adolf, hubiera tomado el tren a Viena. Puedes descargar el audio en ingles aquí

Artículo relacionado:
Dificultades durante el embarazo y sus implicaciones psicológicas

Te recomiendo visitar el artículo original para que conozcas con más detalles esta interesantísima investigación del pequeño Adolf, quien años después se convertiría en el temido Führer.

*Nota del editor: El libro Encyclopedia of Leadership, Volumen 1 también hace mención a este episodio y puedes acceder aquí. Las investigaciones de Laurence Marks se basan en la memoria escrita en los años 50 por Franz Jetzinger, llamada Hitler’s Youth (La juventud de Hitler).

Imagen:  Recuerdos de Pandora (Flickr)

22 COMENTARIOS

  1. Hola Mary. No te enojes, por lo que te voy a decir, pero deberías leer antes de compartir. Esa cita que mencionas, nosotros ya la citamos en el artículo (revisa si deseas) y ahí claramente dice que Marks encontró en un libro llamado «La juventud de Hitler» la recomendación que le hizo Freud a Bloch. Nuestro artículo en ningún momento dice que se dio una entrevista entre Hitler y Freud (te habrás dado cuenta, si leíste nuestro artículo).

    Lo que dice DailyMail es que se hizo una obra de teatro luego de estos descubrimientos donde se explora, que hubiera pasado si Hitler hubiera conocido a Freud. Eso nosotros lo decimos más arriba también. Te dejo un fragmento de la misma nota que citas de DailyMail:

    «We started working on it over ten years ago, originally as a screenplay, after Laurence found an obscure little memoir called Hitler’s Youth written in the Fifties by Franz Jetzinger.
    From this we discovered that, as a small boy, Hitler was taken to the local doctor, suffering from recurring nightmares.
    Probably these were caused, at least in part, by the beatings and humiliations administered by his father Alois, a customs officer.
    The doctor, (who happened to be Jewish), realised there was nothing he could prescribe which could help young Adolf. Instead he suggested that Klara Hitler take her son to Vienna, where a psychiatrist had just set up the first child psychiatric clinic in Austria.
    That psychiatrist, of course, was Sigmund Freud. In fact Hitler was never taken to see Freud – presumably his father thought psychiatry was bunkum, and that a sound thrashing never did anyone any harm. But we wondered, as playwrights should: suppose, just suppose, Klara had taken her son on that train ride to Vienna?»

    Me preocupa seriamente que la gente intente desmentir algo sin ni siquiera analizar la fuente que utiliza y sin leer nuestro artículo completo.

  2. Si, tienes razón, me deje llevar y termine haciendo lo que no me gusta que hagan :(… Pido disculpas no era mi intención, para la próxima leeré mejor.

  3. Mary… impresionante tu actitud… solo unos pocos en el mundo son capaces de analizar sus errores con tanta claridad y consciencia…!!… ejemplar!

  4. Qué hubiera pasado si Hitler hubiera conocido a Freud? Diría que él no hubiera dejado de ser el Líder que fue. Y otra pregunta: Qué hubiera pasado si Hitler ganaba la guerra?

  5. Me recuerda el chiste que hacen los propios judíos, ese en que se cuenta que Hitler resucita hoy en día y agobiado por el periodismo da una especie de conferencia de prensa. Alli un periodista de la revista alemana STERN le pregunta:
    – Y ahora cual serían sus planes de estar otra vez en el gobierno?
    – Exterminaría un millón de judíos alemanes más y cincuenta refugiados Marroquíes…
    – Perdón…¿Y los cincuenta Marroquíes por qué?
    – Ve usted…por el millón de judíos alemanes nadie se preocupa…

  6. Eduard Bloch (Médico de Hitler), abre su consultorio en 1899, y se convierte en médico de los Hitler a partir de 1904, en Linz (Hitler tenía unos 14 años), de modo que es imposible que existiera una interconsulta con Freud en 1895, y no hay datos de que haya existido una nunca.
    De hecho, es difícil que en 1904 Alois Hitler se hubiera opuesto a alguna cosa, pues había muerto en 1903:
    https://-es.wikipedia.org/wiki/Alois_Hitler

    No importa cuántos libros escriban Jetzinger y otros, el anacronismo es fatal para la historia.
    https://en.wikipedia.org/wiki/Eduard_Bloch
    El mismo Bloch parece haber olvidado el asunto, en tanto no lo menciona en «Mi paciente Hitler»:
    http://-www.ihr.org/jhr/v14/v14n3p27_bloch.html

  7. Nota 1: La fuente «Encyclopedia of leadership: A-E, Volume 2» repite el anacronismo y comete el error de confundir el nombre de Bloch (a quien llama «Ernst»), además de sugerir que Bloch recomendó el psicoanálisis, pero sin mencionar ninguna interconsulta y ninguna recomendación por parte de Freud (que por cierto utilizó la palabra «psychoanalyse» recién en 1896, en «L’hérédité et l’étiologle des névroses»).

  8. Nota 2: El libro de Jetzinger no es de ninguna manera oscuro, como sugiere el redactor de Daily Mail (si bien ha perdido relevancia frente a otras obras sobre Hitler, como los trabajos de Ian Kershaw) es el libro al que debe su fama Jetzinger -que no es precisamente un notable historiador.
    https://en.wikipedia.org/wiki/Franz_Jetzinger
    De hecho, la cita que pone tampoco dice nada sobre ninguna recomendación por parte de Freud.
    http://www.dailymail.co.uk/news/article-445721/Would-Freud-saved-Hitler-world-madness.html
    También es mentira que Freud estableciera la primera clínica de niños en 1895; en 1886 Freud ya se dedicaba a la consulta privada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.