Al parecer, las cosas realmente han cambiado. En un estudio publicado en la revista PLoS One, la Dra Jean M. Twenge y sus coautores encontraron que los libros estadounidenses utilizan cada vez más un lenguaje más individualista. Se analizó el texto completo de 766.513 libros norteamericanos publicados desde 1960 hasta 2008, encontrando que: palabras individualistas, como «único» y «yo», y frases individualistas como «me amo» y «yo soy especial» eran mucho más comunes en los últimos años (véase la lista de todas las palabras y frases aquí).

Esta investigación es parte de un estudio relativamente nuevo sobre «productos culturales» (programas de televisión, letras de canciones, anuncios, y libros). Hasta hace muy poco, el estudio de los productos culturales era complicado, pero con la ayuda de diversos programas informáticos y sobre todo con la ayuda de  Google Books Ngram viewer, la tarea ha sido simplificada. Ésta herramienta cuenta con un corpus de 5 millones de libros, y grafica los cambios en el uso del lenguaje en cuestión de segundos.

Este estudio estuvo orientado a rastrear los cambios en la cultura estadounidense durante el periodo 1960 – 2008. Los autores decidieron que un panel externo elegiría las palabras pues pensaron que eso era preferible antes que elegirlas ellos mismos, por lo que un panel de mTurk nominó y luego eligió las palabras y las frases que consideraron como indicadores de individualismo (enfocadas en el yo) y de comunalismo (centrándose en los grupos y las normas sociales). Se utilizó este último grupo de frases y palabras como controlador, ya que se abarcó un período extenso de tiempo donde es natural que el vocabulario hay variado. Esto ayudó a descartar la posibilidad de que el lenguaje individualista haya aumentado sólo porque en general fuera un lenguaje más moderno.

Incluso con el control de las palabras y frases comunalistas, las palabras y frases individualistas se incrementaron entre 1960 y 2008. Los aumentos más grandes y más consistentes aparecieron en el idioma haciendo hincapié en la singularidad y el carácter especial, tales como «personalizar», «único», «sobresaliente», «identidad», «yo soy especial», «yo primero», «mis necesidades», y » me amo «. Otras, como «independiente»,» solitario» y «autosuficiente», disminuyeron o permanecieron sin cambios. Esto da idea del tipo de individualismo que ha aumentado (no el que se centra en estar solos o independizarse, sino el que se enfoca en ser únicos y especiales y en amarse a sí mismo).

Artículo relacionado:  (Vídeo) Hablemos de tabúes de la crianza de los hijos

“Hasta hace poco, me he concentrado en los efectos del cambio cultural en las personas – como, por ejemplo, las generaciones se diferencian en los rasgos de personalidad y actitudes. Sin embargo, los productos culturales son otra manera completamente diferente de estudiar el cambio cultural. Ellos no tienen sesgos de auto-informe, y los datos son a menudo libremente disponibles. En los últimos años, he visto cómo los nombres de bebés se han convertido en “más únicos” (utilizando la base de datos de las tarjetas de seguridad social), y también ví como las letras de canciones se han ido centrando cada vez en sí mismos y hasta llegan a alentar conductas antisociales”, dice la Dra Twenge.

Otros dos investigadores encontraron que los shows televisivos para adolescentes se enfocan cada vez más en la fama.

Todos estos estudios apuntan en la misma dirección: a un mayor individualismo en la cultura americana. La pregunta es: ¿ha sido este un cambio bueno o uno malo? Obviamente es un poco de ambos. “Por mi parte, no tengo deseos de volver a 1950, con la conformidad y los prejuicios de aquellos años. Pero sí parece que a veces hemos ido demasiado lejos en estos días haciendo hincapié en nosotros mismos y nuestro amor propio”, dice Twenge.

Todos sabemos que por las diferencia culturales (entre otras) que existen entre EEUU y latinoamérica, los estándares de individualismo pueden variar. ¿Crees que los resultados de estos estudios podrían extenderse a la realidad latinoamericana? ¿Cómo valoramos al individualismo y a la singularidad? ¿Qué hemos ganado y qué hemos perdido con el individualismo?

Leer artículo original en inglés.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.