Uno de los mayores mitos sobre TDAH es que las niñas no sufren de este trastorno. Sin embargo, el TDAH afecta a los niños y niñas por igual, así explica Stephanie Sarkis, psicoterapeuta y autora de los libros Making the Grade with ADD y Adult ADD: A Guide for the Newly Diagnosed.

Los niños con TDAH, tienden a mostrar síntomas más obvios y clásicos. Típicamente exhiben hiperactividad e impulsividad. Sin embargo, en las niñas es más difícil detectar el TDAH, ya que internalizan sus síntomas y usualmente no exhiben problemas en la escuela, sostuvo Terry Matlen, autora del libro Survival Tips for Women with AD/HD.

“Las niñas son más propensas a soñar despiertas, mirar por la ventana y tocarse el cabello, incluso podrían ser vistas como cabezas huecas, pueden ser etiquetadas como vagas o estudiantes que no se esfuerzan lo suficiente. Con regularidad sus padres escuchan de sus maestros, ‘si ella se esforzara un poco más’ pero en realidad, estas chicas son estudiantes brillantes que simplemente están muy distraídas por una rica vida interior,” sostuvo Matlen.

“Las niñas generalmente son diagnosticadas hasta mucho después, si son inteligentes y si tienen una estructura familiar que las apoye. En realidad puede ser que no sean diagnosticadas hasta la universidad o hasta cuando empiecen a trabajar o a tener su familia” sostuvo Sari Solden psicoterapeuta y autora de los libros Women with Attention Deficit Disorder y Journeys Through ADDulthood.

Solden sostiene que ya que los síntomas en las niñas no se adecuan al perfil típico del TDAH, muchas de ellas son diagnosticadas con depresión o ansiedad.

Signos que nos alertan sobre TDAH en las niñas

Debido a que el TDAH puede manifestarse de manera diferente en las niñas, Matlen ha compartido varias señales que nos advierte de que una niña puede sufrir de TDAH.
En la escuela las niñas pueden soñar despiertas, tener malas notas a pesar de que son capaces de trabajar mejor, y olvidan o no terminan las tareas, especialmente los proyectos que tienen muchas partes. Las niñas con hiperactividad pueden tener comportamientos como “no dejar de hablar y autoritarismo en el aula”.

Las niñas también pueden tener pocos amigos y describirse como “solitarias”. Puede que tengan un dormitorio desordenado y experimenten arrebatos más emocionales que los niños de su edad. También son más propensas a “sentirse abrumadas e interiorizar la ansiedad y los temores,” agregó Matlen.

Aunque en los últimos años ha habido un gran desarrollo en la comprensión del TDAH, todavía hay mucho por hacer y nuestro deber como profesionales de la salud mental, docentes y padres consiste en educarnos sobre cómo se manifiesta el TDAH en las niñas para así proporcionarles un verdadero apoyo útil.

Fuente: Psychcentral.com

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.