Un estudio confirma que los hombres que envían fotos no solicitadas de sus genitales suelen ser narcisistas y sexistas (Oswald, Lopes, Skoda, Hesse, & Pedersen, 2019). Para arribar a esta afirmación, los autores utilizaron una serie de cuestionarios con los cuales evaluaron los rasgos de personalidad de los participantes, y descubrieron que “los hombres que enviaban estas imágenes informaban niveles más altos de narcisismo y sexismo ambivalente y hostil.”

Los hombres tienen una marcada tendencia a ser más narcisistas que las mujeres. Este rasgo se caracteriza por presentar la persona una admiración excesiva por sí misma; los narcisistas a menudo creen que son mejores que otros o se obsesionan consigo mismos.

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

Participaron del estudio 1087 hombres. 48% de ellos admitieron haber enviado previamente fotos no solicitadas de sus penes a mujeres.

¿Qué los motivó a realizar tales actos? 15% de ellos dijeron que lo hicieron para provocar temor en los destinatarios, y un 8% lo hicieron con la esperanza de evocar una sensación de vergüenza.

Varios participantes seleccionaron la misoginia y el control como sus motivaciones principales, con algunas declaraciones como “siento una aversión hacia las mujeres y enviar fotos de mi pene es satisfactorio” o “enviar fotos de mi pene me da una sensación de control sobre la persona a quien se la he enviado.”

La gran mayoría de los participantes creía que las imágenes inspirarían sentimientos positivos entre sus destinatarios. 82% de los que enviaron fotos de sus penes dijeron que lo hicieron para excitar sexualmente a las mujeres, mientras que el 50% esperaba que recibir una foto de su miembro hiciera que una mujer se sintiera atractiva.

Casi el 45% envió las fotos con una “mentalidad transaccional”, lo que significa que esperaban que su oferta tuviera alguna reciprocidad. La mayoría esperaba recibir fotos sexys a cambio, y otros afirmaron realizar estos actos online como una forma de lograr que las mujeres tengan relaciones sexuales con ellos.

Artículo relacionado:
Usar el celular antes de dormir y en la oscuridad afecta negativamente el sueño de los adolescentes

Algo llamativo es que menos de una quinta parte dijeron que enviaron fotos de sus genitales para su propia excitación o satisfacción sexual. Por lo tanto, los investigadores concluyen que, contrariamente a la opinión popular, rara vez es la libido incontrolable de un hombre lo que lo lleva a ponerse una cámara a la entrepierna.

Referencia del estudio:

Oswald, F., Lopes, A., Skoda, K., Hesse, C. L., & Pedersen, C. L. (2019). I’ll Show You Mine so You’ll Show Me Yours: Motivations and Personality Variables in Photographic Exhibitionism. Journal of sex research, 1-13. https://doi.org/10.1080/00224499.2019.1639036

Fuente: IFL Science

Artículos recomendados:

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.