Un nuevo estudio encuentra que las personas con trastorno de estrés postraumático (TEPT) tienen 1.8 veces más probabilidades de tener alguna infección que aquellas sin TEPT.

Específicamente, existen: 1.3 veces más probabilidades de tener meningitis; 1.7 veces más probabilidades de tener gripe; 2.7 veces más probabilidades de tener hepatitis viral (Jiang et al., 2019). El estudio también encontró que el TEPT afecta los riesgos de infección para hombres y mujeres de manera diferente, teniendo, por ejemplo, un mayor efecto sobre el riesgo de infección de las vías urinarias y el riesgo de infección de la piel en los hombres.

Sponsor exclusivo:

El equipo de investigadores utilizó registros nacionales daneses para observar los historiales de salud de cada ciudadano danés nacido en Dinamarca que recibió un diagnóstico de TEPT desde 1995 hasta 2011, y comparó a cada persona con un grupo de comparación de daneses del mismo sexo y edad.

Luego, compararon las historias de atención hospitalaria de los participantes para 28 tipos diferentes de infecciones. Después de ajustar otros diagnósticos de salud física y mental y de matrimonio/pareja registrados, los resultados muestran que las personas con TEPT tenían 1.8 veces más probabilidades de tener alguna infección que aquellas sin TEPT, así como riesgo aumentado para cada uno de los 28 tipos de infección

Artículo relacionado:
¿Pueden los doctores aprender a ser empáticos?

Posteriormente, los investigadores compararon a hombres y mujeres con TEPT y descubrieron que tener TEPT tenía más efecto sobre el riesgo de varios tipos de infección en mujeres (especialmente la infección del tracto urinario) que en hombres. El caso inverso (mayor riesgo para hombres) se halló por ejemplo en los riesgos de padecer infecciones de la piel.

“Nuestro estudio se suma a la creciente evidencia que sugiere que el TEPT y el estrés crónico severo son perjudiciales para la salud física,” dijo Tammy Jiang, quien dirigió el estudio. Los hallazgos subrayan la importancia para la salud pública de las intervenciones de prevención y tratamiento del TEPT, concluyó.

Otras investigaciones han hallado, por ejemplo que quienes padecen TEPT en la juventud pueden tener un mayor riesgo de sufrir un ataque isquémico transitorio (AIT) o un accidente cerebrovascular importante en la mediana edad, lo que aumenta el riesgo tanto como otros factores de riesgo mejor conocidos para estas afecciones.

Referencia bibliográfica:

Jiang, T., Farkas, D. K., Ahern, T. P., Lash, T. L., Sørensen, H. T., & Gradus, J. L. (2019). Posttraumatic Stress Disorder and Incident Infections: A Nationwide Cohort Study. Epidemiology , 30(6), 911-917. https://doi.org/10.1097/EDE.0000000000001071

Fuente: Psychcentral

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.