Diversos centros médicos se valen de los cuestionarios breves auto-administrados para evaluar la frecuencia y severidad de los posibles síntomas de depresión de sus pacientes, con el fin de ayudar a la detección temprana de un cuadro de depresión que podría afectar la calidad de vida de las personas que lo sufren.

En algunos casos estos cuestionarios han sido muy útiles. Pero, también han despertado una creciente preocupación debido a la posibilidad de que promuevan la prescripción de antidepresivos a personas que realmente no lo necesitan -o falsos positivos- lo que puede generar serios efectos secundarios como: disfunción sexual, sedación y ansiedad.

SPONSOR EXCLUSIVO

Por eso se desarrolló un estudio que se valió de la escala Patient Health Questionnaire – 9 (PHQ-9), y fue administrada por el equipo de investigadores con el objetivo de escoger a 595 pacientes que fueron considerados de bajo riesgo para la depresión y que no cumplian los requisitos para recibir antidepresivos.

[quote_left]En algunos casos estos cuestionarios han sido muy útiles[/quote_left]

Luego se dividió a los participantes según sus archivos médicos en dos grupos: a uno de ellos se les pidió durante una visita al médico que completaron un cuestionario breve sobre la depresión y a otros no.  Hecho esto se comparó a los dos grupos en términos de tasas de diagnóstico por depresión y prescripciones antidepresivas.

Como resultados, se observó que el 10.5% de los pacientes que no completaron los cuestionarios breves de depresión durante la consulta a su médico fueron diagnosticados con depresión y al 3.8% se les prescribió antidepresivos. De los 50 pacientes (8.4% de la muestra total) que completaron los cuestionarios durante la visita a su médico, 20% fue diagnosticado con depresión y 12% recibió prescripción para los antidepresivos. Lo que quiere decir que la probabilidad de prescripción de medicamentos antidepresivos se triplicó en las personas que participaron en los cuestionarios breves de depresión.

Una posible explicación para estos hallazgos la podemos encontrar en la mala interpretación de los resultados de los cuestionarios, ya que muchos de los indicadores o síntomas (insomnio, fatiga, falta de concentración, etc) que se evalúan en estos tests no son exclusivos de la depresión y también pueden relacionarse con otros trastornos, como por ejemplo problemas de corazón.

[quote_center]Los cuestionarios por sí solos no son suficientes para realizar un diagnóstico[/quote_center]

Además, los cuestionarios por sí solos no son suficientes para realizar un diagnóstico, se necesitan entrevistas formales realizadas por psicólogos y psiquiatras que evalúan si realmente los síntomas son causados por la depresión.

Esta investigación es de carácter exploratoria y utilizó un solo test, el PHQ-9, pero aún así resalta la necesidad de orientación en la utilización de cuestionarios autoadministrados en los centros de salud primaria para la detección de pacientes con depresión.

El estudio fue publicado en el Journal Of The American Board of Family Medicine y puedes descargar el completo aquí.

Fuente: Psypost
Imagen: Lorendanalditis