Un estudio encontró que las terapias para reducir el estrés basadas en Mindfulness y la TCC, son tan efectivas como los tratamientos tradicionales para aliviar el dolor en la parte de abajo de la espalda.

En específico se observó que estos dos tratamientos psicológicos son métodos más seguros que otras opciones de tratamiento comunes (medicación, terapia física) y con efectos más duraderos.

SPONSOR EXCLUSIVO

El estudio reclutó a 350 pacientes con dolor crónico en la parte de abajo de la espalda. Los investigadores compararon intervenciones basadas en mindfulness con TCC y el tratamiento normal. Algunos de ellos recibieron 8 sesiones de 2 horas de mindfulness o TCC.

El Dr. Daniel Cherkin, autor principal del estudio, aclara que el estudio no sugiere que todo este en tu cabeza, más bien demuestra el íntimo vínculo entre la mente y el cuerpo, incluyendo también la forma en que sienten y responden al dolor. Y los dos tratamientos psicológicos ya mencionados, involucran tanto al cerebro como al cuerpo.

Chekin opina que entrenar al cerebro para responder de manera diferente a las señales de dolor puede ser más efectivo y durar más que los resultados obtenidos con terapias tradicionales.

La importancia de sus resultados reside en la evidencia que demuestra que el dolor y otras formas de sufrimiento involucran tanto a la mente como al cuerpo. Al aceptar y comprender más sobre la conexión entre ellos, podemos proveer tratamientos más eficaces.

Los científicos se interesan ahora por conocer si los resultados de estas terapias psicológicos se mantienen por más de un año. Además quieren investigar si el mindfulness y la TCC afectan a las personas a través de procesos diferentes o similares (por ejemplo, puede que el mindfulness ayude a aceptar el dolor mientras que la TCC obtenga cambios a través del trabajo con las creencias y las estrategias de afrontamiento).

Fuente: Psyblog
Imagen: Michael Sauers (Flickr)