Andrew Jacobs cuenta con detalle cómo el gobierno de Donald Trump presionó a los países más pobres para abandonar la resolución para promover la leche materna en la última Asamblea Mundial de la Salud celebrada en Ginebra:

Los funcionarios estadounidenses buscaron debilitar la resolución al eliminar una frase que llamaba a los gobiernos a “proteger, promover y apoyar la lactancia materna”, así como otra parte que instaba a los encargados de las políticas a restringir la promoción de productos alimenticios que según muchos expertos pueden tener efectos nocivos en los niños pequeños.

Cuando eso falló, comenzaron a recurrir a amenazas, de acuerdo con algunos diplomáticos y funcionarios de gobierno que participaron en las discusiones. Ecuador, que tenía planeado introducir la medida, fue el primer país en encontrarse de pronto en la mira.

Los estadounidenses fueron directos: si Ecuador se negaba a olvidarse de la resolución, Washington desataría medidas comerciales punitivas y retiraría la crucial ayuda militar. El gobierno ecuatoriano cedió de inmediato.

La confrontación respecto de este asunto fue relatada por más de una decena de participantes de distintas naciones, muchos de los cuales solicitaron permanecer en anonimato por temor a represalias por parte de Estados Unidos.

Pero a resolución pudo lograrse gracias a la intervención inesperada de Rusia:

“No estamos tratando de ser héroes, pero sentimos que está mal que un país grande trate de presionar a algunos países muy pequeños, en especial en un asunto que es muy importante para el resto del mundo”, mencionó el delegado, quien pidió no ser identificado pues no tenía autorización para hablar con los medios.

Dijo que Estados Unidos no presionó directamente a Moscú para retractarse de la medida. No obstante, la delegación estadounidense buscó desgastar a los otros participantes mediante maniobras de procedimientos en una serie de reuniones que se extendieron por dos días, un periodo inesperadamente largo.

Esta situación hace evidente la mano perversa de un gobierno que prioriza los intereses económicos al bienestar de millones de personas. Nosotros en Psyciencia hemos publicado  diversas investigaciones sobre leche materna y el amamantamiento prolongado. Estas investigaciones son claras y demuestran que tanto la leche materna, como el contacto directo del bebé con su madre durante estos momentos de alimentación son indispensables para el optimo desarrollo.

Artículo recomendado:  Contacto piel con piel, lactancia materna y vínculo maternofilial

Lee el artículo completo en The New York Times en Español.

1 Comentario

  1. Me quedo anonadada con esta noticia! No puedo creer lo lejos que pueden llegar con sus asquerosos intereses políticos ???? que vergüenza!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.