Fotografía: Porapak Apichodilok / Pexels
Darle la vuelta al mundo podría ser mucho más benéfico para nuestra salud mental de lo que imaginamos. No todo se reduce a “reecontrarnos con nosotros mismos” en un viaje de 10 días a la India, también se trata de permitirnos a ver el mundo desde un ángulo distinto, a través de los ojos de alguien más. De acuerdo con los investigadores, cuando esto se traduce en años de experiencia en el exterior, el resultado es un autoconcepto fortalecido. Hajo Adam, científico de la Universidad Rice, lideró hace poco el primer estudio empírico en torno a los efectos de vivir en el extranjero sobre la “claridad del autoconcepto”, es decir, qué tan confiada es una persona a la hora de definir quién es. Los hallazgos de Adam sugieren que, tomando en cuenta el modo en que ha ido aumentado la inmigración en los últimos años (ya sea con fines espirituales, de trabajo o estudio), era importante profundizar en los efectos de este fenómeno en la personalidad. Para la realización del estudio, el equipo reclutó un total de 1,874 personas, de las cuales 296 fueron reclutadas en línea y la mitad había vivido en el extranjero en algún momento de sus vidas. Todos completaron un cuestionario de 12 ítems que pretendía medir el grado de claridad del autoconcepto. Algunos de los ítems incluían afirmaciones como: “En general, sé con claridad quién soy y qué soy”. Los investigadores llegaron a preguntarse en cierto punto si los resultados de las personas que habían vivido en el extranjero se relacionaban con el hecho de que habían sido más propensas a buscar oportunidades en otros países, así que también se reclutó un grupo de sujetos con el fin de establecer la dinámica de sus reflexiones de autodiscernimiento. En este sentido, los resultados indican que el tiempo vivido en el exterior aumenta el autodiscernimiento, lo que a su vez lleva a una mayor claridad en el autoconcepto.
Artículo relacionado:
“No preguntes, No digas”: la diversidad sexual en el deporte
Este es el primer estudio en demostrar que vivir en el extranjero puede modificar aspectos estructurales en el autoconcepto. Hajo Adam, Universidad Rice
Otros estudios realizados por los investigadores, incluyendo en algunos casosestudiantes de docenas de países diferentes, indican que es el tiempo total vivido en el extranjero, en lugar de la cantidad de países en los que vivimos, lo que permite una mayor claridad del autoconcepto (entre estos participantes, el tiempo promedio de vida en el extranjero fue 3.3 años). Una mayor claridad puede presentar una ventaja práctica importante: los estudiantes internacionales que vivieron más tiempo en el exterior dijeron sentirse más claros sobre la dirección futura de su carrera, un resultado que fue mediado por una mayor claridad del autoconcepto. El documento fue publicado en la revista Organizational Behavior and Human Decision Processesen marzo de este año. Fuente: Research DigestOrganizational Behavior and Human Decision Processes
Rita Arosemena P.
Graduada en Comunicación y especialista en Educación Superior. Amante de la literatura, el arte y las ciencias (y del café. El café no se lo toquen). Le interesan especialmente la neuropsicología, la psicología evolutiva y la psicopatología. Le apasiona la música francesa y no tiene nada contra Freud.

1 COMENTARIO

  1. Siempre he creído que vivir fuera ha hecho de mí mi mejor versión, siempre en evolución claro. Da una visión diferente y te permite ver quien eres cuando estás solo.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.